Georgina Rodríguez confirmó hace tan solo unos días que era una de las invitadas a los Premios Grammy Latinos celebrados en Las Vegas. Le hizo tanta ilusión que lo confirmó, llamó a sus amigas y las invitó a una cena repleta de artistas. Ha sido precisamente una de ellas quien nos ha colado en la celebración, imágenes más desenfadas que la pareja de Cristiano Ronaldo no ha enseñado en sus redes sociales. Un paseo en góndola, un encuentro con Sebastián Yatra o el momento de las copas una vez terminó la suculenta cena son solo algunos de los detalles que nos ha permitido ver la ventana de Instagram, imágenes que sirven como resumen para una noche inolvidable.

Georgina Rodriguez
Gtres

Georgina no puede estar más emocionada, prueba de ello, su enorme sonrisa. Sentía ciertos nervios, pero contagiaba ilusión, la misma que le hacía conocer a muchos artistas con millones de seguidores. Enfundada en un atrevido vestido que marcaba su figura, la influencer apostó por su amigo y diseñador Ali Karoui, quien ha vestido a la pareja de Cristiano Ronaldo en varias ocasiones. Se convirtió así en una de las protagonistas de la alfombra roja con una pieza tipo corsé con el que dejó sin palabras a los presentes. Ella se ha convertido en el centro de todas las miradas al ser quien presente un galardón en uno de los premios más importantes de la industria musical, donde por cierto acudieron cantantes de la talla de Luis Fonsi o Laura Pausini.

Justo en la misma semana en la que Cristiano Ronaldo ha roto su silencio acerca de sus hijos y la pérdida de su pequeño, siendo este episodio tremendamente traumático para él. El futbolista podría ser sancionado por el Manchester United tras sus palabras en un programa de televisión después de su entrevista, ya que en ella también habló sobre el equipo, declaraciones que le han puesto en el disparadero. Según se ha revelado, el club quiere sancionarle con un millón de libras o lo que es lo mismo, 15 días sin sueldo, al ser esta la entrevista más incendiaria de toda su carrera. «Me siento traicionado, me han convertido en la oveja negra, no sólo el técnico, hay dos o tres más que me quieren fuera», dijo el futbolista, lo cual no ha caído en saco roto.