Álvaro Morata y Alice Campello han reunido a familiares y amigos con motivo de una fecha muy significativa. Cinco años después de haberse dado el «sí, quiero», el matrimonio ha querido renovar sus votos. Lo ha hecho en el mismo escenario donde se casaron, un espectacular complejo situado en una exclusiva isla en Venecia. Los tres hijos de la pareja, los mellizos Alessandro y Leonardo y el pequeño Edoardo, han sido protagonistas indiscutibles de la jornada en la que la novia ha brillado con dos vestidos distintos.

Alice Campello
Instagram

Todo estaba cuidado al detalle para esta nueva boda con sabor italiano. La celebración ha tenido lugar en el exterior durante una cálida tarde del mes de junio. Los novios llegaban al altar arropados por sus pequeños, vestidos muy elegantes con traje. Ha sido entonces cuando se ha producido uno de los momentos más emotivos y ambos se han dedicado unas preciosas palabras. «Te prometo que mi prioridad será siempre amarte y hacerte feliz», afirmaba la italiana. Mientras que su marido, muy emocionado, le correspondía de la siguiente forma: «Estoy muy orgulloso de nuestros tres hijos y lo que nos queda por delante». 

La reboda de Álvaro Morata y Alice Campello

Para la ceremonia, Alice Campello ha optado por un diseño de inspiración romántica con escote corazón, cuerpo bordado y una destacada abertura lateral. Llevaba una sencilla gargantilla de perlas y el cabello suelto, pero engalanado con algunas pequeñas trenzas. Entre los invitados, algunas ‘influencers’ como Marta Carriedo o Mery Turiel que han compartido distintas imágenes vía redes sociales. El jardín, escenario del banquete, estaba precioso decorado en tonos blancos. La ornamentación floral ha sido protagonista con numerosos centros totalmente abarrotados de flores. Además, ha destacado un columpio repleto de rosas.

Alvaro Morata
Instagram

En cuanto a las mesas del banquete, también celebrado en el exterior, estaban decoradas con flores blancas y velas. Alice Campello ha lucido un segundo vestido durante la fiesta de paillettes con un pronunciado escote y abertura lateral. Mientras que el futbolista de la Juventus estaba muy elegante con esmoquin. La celebración ha contado con música en directo y los invitados han disfrutado de una velada inolvidable. El fin de fiesta se ha prolongado hasta altas horas de la madrugada.

El matrimonio está exprimiendo al máximo sus vacaciones. No solo han renovado sus votos, también han celebrado el bautizo de sus tres hijos en el mismo templo donde contrajeron matrimonio cinco años atrás, la iglesia del Redentor de la isla veneciana La Giudecca. Los tres niños iban muy conjuntados en blanco con camisa y pantalón largo, los mellizos, y bermudas, el benjamín de la familia. Mientras que su orgullosa mamá ha elegido el mismo color, llevaba un vestido de tirante fino de inspiración lencera con detalles ‘cut out’. Por su parte, Álvaro Morata se ha decantado por un traje azul con camisa blanca.