La hija de María Teresa Campos se perdió la Nochebuena con su familia por haber tenido contacto estrecho con un positivo.


Carmen Borrego se quedaba aislada en su casa durante esta Nochebuena después de haber tenido contacto estrecho con un positivo en coronavirus. Un revés que ha arruinado por completo estas fechas tan especiales para María Teresa Campos y que iba a suponer el reencuentro para las hermanas. Mientras que Terelu Campos se mostraba apenada por lo ocurrido, Alejandra Rubio no podía evitar mostrar su felicidad al no haber tenido que cenar con su tía. «No hay mal que por bien no venga», dejaba claro la joven.

Alejandra Rubio montaje
© SEMANA.

Este domingo, Terelu Campos confirmaba que Carmen Borrego no se había podido reunir con ellas en Nochebuena después de que tanto ella, como su marido, tuvieran contacto estrecho con un positivo. Ante esto, la hija de María Teresa Campos incidía en el hecho de que se iban a reencontrar sin haberse sentado a hablar del conflicto familiar. Alejandra Rubio no podía evitar mostrar una sonrisa de oreja a oreja ante el hecho de no haber tenido que cenar con la colaboradora de ‘Sálvame’ y dejaba claro que era una señal del destino. 

«Si ha pasado esto es porque no nos teníamos que juntar ese día. Creo que nos tenemos que juntar en otro momento. Las cosas pasan en un momento porque tienen que pasar, hay veces que no hay que juntarse en un momento y hablar las cosas primero», comentaba la joven ante una Terelu Campos muy cabreada. Para calmar los ánimos, Alejandra Rubio hacía hincapié en que había hablado con su tía y le había felicitado las fiestas. Eso sí, se mantenía firme en su opinión. «Si ha pasado es por algo, será mejor en otra ocasión. No hay que darle más vueltas…», aseveraba.

Terelu Campos y Carmen Borrego recuperan la comunicación

De la misma forma, Terelu Campos ha revelado que ha recuperado la comunicación con su hermana, aunque ha dejado claro que aún no se han sentado para hablar del conflicto familiar. En concreto, la colaboradora de ‘Viva la vida’ insiste en que por determinadas circunstancias han tenido que ir aplazando la quedada que iban a hacer para aclarar determinados temas. «Mantengo conversaciones con mi hermana relacionadas con el día a día de una familia y una madre de una edad, de una situación sanitaria, navidades…», afirmaba.

Sobre esto, Alejandra Rubio insistía en que ambas deberían haber hablado antes de sentarse juntas en una comida familiar puesto que, conociéndolas, sabe que dejarían pasar el tema y hacer como que no hubiera existido. Por otro lado, ninguna de las dos ha confirmado si Rocío Carrasco y Fidel Albiac han pasado con ellas estas fechas tan señaladas.