La colaboradora de ‘Sálvame’ recibió hace dos días la visita de su hija, Alba Santana, que ha viajado desde Amsterdam para estar junto a su madre en estos momentos.


Mila Ximénez ha recibido la mejor de la visitas. Desde que anunciara en ‘Sálvame’ que padece cáncer de pulmón, su hija, Alba Santana, ha sido siempre su apoyo más incondicional. Sin embargo, el hecho de que su vida esté establecida en Amsterdam (Holanda), donde vive su marido y sus dos hijos, ha hecho que Alba tenga que estar en un constante ir y venir. Pero la colaboradora de ‘Sálvame’ ha contado con la ayuda de muchos compañeros de trabajo, que se han convertido después de muchos años en la profesión, en amigos, y por supuesto, con sus hermanos.

Aún así, su hija ha estado muy pendiente en todo momento del estado de su madre. De hecho, hace apenas dos días viajó hasta Madrid para estar al lado de su madre tras su último ingreso hospitalario, tal y como informa Informalia. Alba, que siempre ha preferido mantenerse al margen de la vida pública, está muy unida a su madre, por lo que cuando ha podido, se ha trasladado a España para estar junto a ella.

Mila pudo abandonar el hospital este pasado viernes después de permanecer en el centro hospitalario durante unos días, tal y como ha podido saber SEMANA en exclusiva. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha podido pasar el fin de semana en su casa en lugar del hospital, donde ha tenido que permanecer unos días para ser atendida tras una complicación en su lucha contra el cáncer de pulmón que padece desde hace un año. Junto a ella han estado, como siempre, sus amigos más cercanos, que no se separan de ella desde que anunció esta dura noticia.

Alba viajó a España hace dos días para estar junto a su madre

© Gtres.

La colaboradora de ‘Sálvame’ acudió el pasado miércoles a la Clínica de la Luz en Madrid para realizarse unas pruebas. Lo hizo acompañada de unos amigos. Se trataba de una mera visita médica programada, pero debido a una complicación, los profesionales facultativos estimaron que permaneciera bajo observación y cuidado médico para así ajustar mejor el tratamiento a sus necesidades. Una decisión con la que ofrecerle a Mila Ximénez las mejores garantías para hacer frente al cáncer de pulmón contra el que lucha con fuerzas.

Aunque han sido numerosas las ocasiones que hemos visto a Mila Ximénez en los últimos meses, casi siempre en las inmediaciones del centro médico en el que recibe tratamiento, son pocas las informaciones sobre su estado de salud. De hecho, cuando acude al hospital trata de pasar desapercibida vistiendo no solo su mascarilla, obligatoria en nuestro país, también una gorra y a veces hasta gafas de sol.

Son sus amigos y compañeros de programa los que suelen romper tanto hermetismo, arrojando detalles sobre su lucha. El último en hacerlo fue su amigo Kiko Hernández, que aseguró que la periodista “está bien”, sin querer entrar en más detalles. El colaborador de ‘Sálvame’ tiene contacto directo con ella, pero prefiere ser cauto y respetar la intimidad de su amiga.

Hace unos días, Kiko Hernández aseguraba que su amiga «está bien»

© Redes sociales.

Días antes lo hacía Jorge Javier Vázquez, con más ganas de hablar, asegurando que había hablado con su amiga y confesando cómo se la había encontrado: “Hoy he hablado con Mila Ximénez y me ha encantado escucharla como la he escuchado. La he escuchado animada y me ha dado un subidón de alegría increíble, así que a seguir luchando”, decía el presentador en uno de los días que le tocaba presentar ‘Sálvame’, con el objetivo de insuflar ánimos a su amiga y tranquilizar al público.