La presentadora Adriana Abenia nos contó, en exclusiva en nuestro encuentro virtual con SEMANA, cómo fue su vuelta al trabajo tras el confinamiento


Adriana Abenia tras meses confinada vuelve a la televisión. La presentadora se ha tomado muy a pecho todo el tema del coronavirus y ha sentido verdadero pánico a la hora de reinsertarse en la sociedad y volver a hacer vida normal. Adriana, pese a ser muy cautelosa y escribir, con esa espontaneidad que la caracteriza en sus redes sociales, donde acumula más de 260 mil seguidores, ha recibido críticas por saltarse supuestamente  el confinamiento  y realizar viajes entre Cantabria y Madrid, algo que la colaboradora ha desmentido rotundamente. Adriana Abenia ha hablado con SEMANA acerca de todas estas críticas y además nos ha revelado cómo se ha portado su hija Luna en el confinamiento y cómo ha sido la vuelta al trabajo después de todos estos meses de parón.

“Esta semana volvía a los platós con la prueba de la Covid-19 negativa, con ilusión, nerviosa por tener que relacionarme de nuevo y sintiéndome de algún modo desnuda sin mascarilla”, escribía Adriana Abenia en su Instagram, con motivo de la vuelta a su programa. “ Tras fumigar el coche que me conducía a las grabaciones con alcohol, borrarme la huella dactilar repetidas veces con toneladas de gel y comprobar el cuidado con el que el equipo del programa cuidaba cada detalle, para evitar riesgos innecesarios, este gran paso para mí fuera de casa está oficialmente superado”. Y no es de extrañar, porque como nos ha afirmado la mismísima Adriana, salir a la calle le ha producido verdadero pánico. Un pánico del que parece que se está reponiendo poco a poco, ya que como ella misma reconoce, “tenemos que volver a la normalidad”.

¿Cómo ha sido tu confinamiento?
“Lo he llevado francamente mal. De hecho no me pilló en mi casa, sino en casa de mis padres en Cantabria. Imagínate, mi marido Sergio, la pequeña Luna, mis suegros… (se ríe) Yo pensaba, como no nos desconfinen me va a dar algo y finalmente volvimos a Madrid, donde tenemos nuestra casita y nuestra primera residencia”

Ahora la cosa parece que va a mejor
Al principio fue un shock. Lo pasé francamente mal, pero ahora estoy muy esperanzada. Las cosas afortunadamente están cambiando, de repente brilla el sol, la gente va en pantalón corto, cosa que me da subidón y llevamos dos días sin muertos. En estos momentos estoy muy contenta

¿Tienes planes de cara al verano?
Estoy orquestando unas vacaciones en Julio, porque voy a obligarme a salir a la playa, ya que todo el mundo se ha ido de terrazas, están siendo muy atrevidos y yo no. Entonces he decidido organizar una salidilla y eso me da una especie de oxígeno