Gtres.

La Reina Sofía pierde a su querido hermano pequeño: los gestos de su tierna relación

La Reina Sofía ha sufrido un duro golpe: la muerte de su hermano Constantino, a quien estaba muy unida.

La Reina Sofía llora en estos momentos la pérdida de su hermano pequeño, Constantino II de Grecia, quien ha fallecido hoy tras su última complicación de salud. Era el segundo de los tres hijos de los reyes Pablo y Federica de Grecia. Sus hermanas, Sofía e Irene, siempre fueron sus amigas y confidentes, más allá de formar parte de su familia, y han estado junto a él hasta su último suspiro. Pero Doña Sofía sentía por él una predilección especial, quizás por tratarse de una hermana mayor muy protectora. Le llamaba Tino y ese amor se ha manifestado durante toda una vida en multitud de ocasiones con gestos y palabras.

Gtres.

Cuando hace unos días el antiguo monarca de los griegos tuvo que ser ingresado a causa de un derrame cerebral, la Reina Sofía viajó inmediatamente hasta Atenas para estar con él. Lo hacía directamente desde Roma, donde había asistido al funeral por el Papa Benedicto XVI. En las últimas horas había trascendido que Constantino estaba estable y que había pasado de la UCI a planta (y se había visto a Doña Sofía visitando una iglesia en Atenas), pero lo cierto es que no ha podido superar la enfermedad.

Desde hace años, la Reina Sofía ha pasado su tiempo viajando con frecuencia para disfrutar de los días junto a su hermano y la familia de este. Primero en Roma, donde se exilió tras ser abolida la monarquía en Grecia (tras el Golpe de los Coroneles, en 1967; y después tras un referéndum, en 1974); más tarde en Londres, donde el exrey residió durante una larga etapa tras su exilio; y al fin en su Grecia natal, donde ha pasado la última década de su vida.

Estos han sido años muy dulces para todos ellos. Los hijos fueron creciendo y su casa se llenó de nietos. Era frecuente ver a Constantino navegando, una de sus pasiones, por las paradisíacas aguas griegas y rodeado de los suyos. Entre ellos siempre había un lugar para su hermana mayor.

Gtres.

En la mesa del monarca y de su numerosa familia, Doña Sofía era una más. Tanto en su casa de Porto Heli, como durante las vacaciones en la isla griega de Spetses. Todo esto era para nuestra soberana emérita una vía de escape y un placer. Respirar el aire de su infancia, llena de recuerdos y afrontar unidos lo bueno y también lo malo que les sucedía. Un tiempo que cobra un mayor significado ahora que hemos conocido tantas cosas sobre su matrimonio.

Constantino de Grecia, reina sofia, rey juan carlos

Gtres.

También Constantino fue una figura muy familiar entre los españoles durante una época. A finales de los ochenta y primeros noventa solía pasar unos días con la Familia Real española en los veraneos de Mallorca. Era el invitado más querido por Doña Sofía y sus fotos a bordo de aquel mítico yate Fortuna así lo reflejan. Constantino también mantenía una excelente relación con su cuñado, el Rey Juan Carlos, con quien desde joven compartía su afición por los deportes.

Hoy, por desgracia, la Reina Sofía, de 84 años, ha tenido que mirar de frente otro duro trance en su vida: despedir a una de las personas más queridas de su corazón.

Sigue deslizando para ver las imágenes más tiernas de la Reina Sofía con su hermano, Constantino de Grecia.

X