Las celebraciones del Día del Rey por el 54 cumpleaños de Guillermo de Holanda terminan con un concierto en el que sus hijas se sueltan la melena.


Ayer 27 de abril fue una jornada festiva en los Países Bajos, pues se celebraba el Día del Rey con motivo del 54 cumpleaños del rey Guillermo. Aunque los festejos se vieron reducidos por la pandemia, la Familia Real apareció al completo para compartir con su pueblo todas las felicitaciones.

El monarca, su esposa, la reina Máxima, y sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, se prepararon desde primera hora para disfrutar de un día inolvidable. Así empezaron viajando a la ciudad de Eindhoven, donde visitaron en campus tecnológico; y ya por la tarde, de regreso a La Haya, donde residen, todos ‘se soltaron la melena’ a ritmo de rock.

Gtres.

Frente al palacio de Noordeinde se organizó un estupendo concierto con diversos artistas holandeses reunidos en la banda The Streamers, entre los que se encontraba Duncan Laurence, el ganador de Eurovisión en 2019, en la hasta ahora la última edición celebrada de forma presencial antes de la pandemia. El concurso musical este año tendrá lugar el próximo 22 de mayo en Rotterdam. Y por cierto, el propio soberano ya ha estado supervisando la marcha del evento. El caso es que en su cumpleaños ha querido que hubiera música ¡y cómo! La Familia Real asistió a los últimos ensayos antes del concierto, que además iba a ser retransmitido por streaming a todo el país.

CONCIERTO EUROVISIVO

Sus tres hijas estaban particularmente encantadas de poder cantar y moverse al son de las canciones más populares de su país. La reina Máxima, que iba vestida con un espectacular mono con encaje de Elie Saab y una capa por encima, no se quedó atrás. De todos es sabido el carácter natural y espontáneo de la argentina. Y eso es algo que también han heredado sus hijas, quienes lejos de estar paradas o mostrarse más formalitas en público, no dudaron en sumarse a la alegría del momento bailando, subiendo los brazos…

Gtres.

Amalia (17), Alexia (15) y Ariane (14) se cambiaron de ropa respecto a su visita a Eindhoven. Si allí acudieron con atuendos más clásicos y arreglados, para el concierto lógicamente se pusieron de modo más informal. Eso sí, la heredera prefirió seguir con altos tacones, pero sus hermanas optaron por las cómodas deportivas de tendencia, os leggings, etc. Es decir, unos looks más acordes con su edad, y gustos probablemente. La princesa Alexia llevaba moda española, las mallas de Zara, y un top con mangas abullonadas de H&M.

Las chicas se lo pasaron en grande junto a sus padres y sus artistas favoritos. Por supuesto, también hubo tiempo para lanzar al aire los tradicionales «hurras» con los que felicitar al rey Guillermo por su aniversario. De vuelta a casa seguro que soplaron las velas de la tarta…