La realeza escandinava es pionera en romper estereotipos sobre su condición. Tanto que solemos verles en las situaciones más insospechadas. La Familia Real noruega así nos lo acaba de demostrar. El príncipe heredero Haakon; su esposa, Mette-Marit, y sus dos hijos, la princesa Ingrid Alexandra (18) y el príncipe Sverre Magnus (16), se pusieron el traje de fútbol de la selección noruega, se subieron las medias, se calzaron los tacos, cogieron el balón… ¡Y a jugar!

mette-marit de nruega, ingrid alexandra de noruega, sverre magnus de noruega, haakon de noruega
Gtres.

La imagen no podía ser más curiosa. La familia se lanzó al campo para participar en un partido de fútbol llamado de la Amistad, que se celebró entre el Equipo Skaugum y el Vivil en el estadio de Skaugum. Recordemos que en dicha localidad Haakon y los suyos tienen su residencia oficial.

Puestos a dar ejemplo los primeros, promoviendo los sanos valores del deporte y de la integración (jugaban personas con discapacidad intelectual), la familia del heredero se mostró feliz y muy profesional mientras chutaba al balón corriendo sin parar por el terreno de juego.

Un partido mixto en el que disfrutamos de imágenes muy simpáticas y cómplices entre el matrimonio y sus hijos. Ánimos, emoción y palmadas con cada triunfo…

ingrid alexandra de noruega
Gtres.

La princesa Ingrid Alexandra, de 18 años, cada día está asumiendo más protagonismo institucional. Es la segunda en la línea de sucesión al trono y, además, esta misma semana podrá brillar como nunca. Aunque su cumpleaños tuvo lugar el pasado 21 de enero, no ha sido hasta ahora cuando se han podido organizar los grandes festejos por su mayoría de edad. En su momento se postergaron debido al repunte de la pandemia.

Este miércoles el Gobierno ofrecerá una recepción en honor de la princesa y el jueves se llevará a cabo un banquete de gala, para el que están invitados miembros de la realeza internacional (incluidos nuestros Reyes Felipe y Letizia, aunque esta cita no está anunciada en su agenda oficial) y en el que la agasajada presumiblemente debutará de largo con tiara.

marius borg
Gtres.

Una etiqueta radicalmente distinta a esta en la que pudimos ver a los ‘royals’ noruegos en pantalón corto convertidos en futbolistas con mejor o peor estilo. En las gradas también estaba una persona muy especial, Marius Borg, el mayor de los hijos de Mette-Marit, fruto de una relación anterior. El joven, de 25 años, que rompió con su novia el pasado marzo, se conformó con seguir sus carreras ‘desde la banda’, pues además tenía un brazo lesionado y lucía una férula.