Los reyes Guillermo y Máxima de los Países Bajos agradecen a su pueblo "la solidaridad generalizada, mientras deben cancelar la celebración del Día del Rey.


En tiempos de coronavirus, nadie ni nadie se escapa a su influjo. Cada día hay más infectados en Europa y es preciso hacer que descienda la curva. Para ello se han impuesto medidas restrictivas que eviten la propagación de la enfermedad (con Italia y España confinados en sus domicilios) y la responsabilidad social es más necesaria que nunca. Las Casas Reales están haciendo su trabajo prestando apoyo y dando ejemplo. En las últimas horas han sido varios los monarcas que han hecho llamamientos a sus respectivos pueblos para que la guardia no decaiga, como los mensajes televisados de Harald de Noruega y Felipe de Bélgica y, de manera conjunta y menos formal, los reyes Guillermo y Máxima de Holanda.

Ayer mismo el Primer Ministro de Holanda, Mark Rutte, anunciaba la adopción de medidas importantes: el cierre de todos los colegios, centros de día, cafés, restaurantes, centros deportivos y también los famosos coffee shops y clubes hasta el próximo 6 de abril, al menos. La reacción del monarca y su esposa no se hizo esperar.

A través de su cuenta oficial de Twitter y de su página web han publicado un mensaje: «El personal sanitario está trabajando a fondo para combatir el coronavirus. Nuestros pensamientos están con ellos y sus pacientes, y con cualquier persona de nuestro reino que esté bajo una intensa presión en el presente: los dueños de negocios preocupados por sus empresas, los profesores trabajando en métodos de enseñanza remota y los líderes públicos haciendo lo que sea necesario. La solidaridad generalizada es conmovedora, aunque solo sea por las muchas manos que ayudan a los mayores. ¡Gracias!».

Guillermo y Máxima de Holanda acaban de regresar de un viaje oficial por Indonesia, que realizaron del pasado 10 al 13 de marzo. A su vuelta se han visto alarmados por el posible contagio de dos ministros locales con los que mantuvieron contacto, y que ahora mismo están en cuarentena. Esta fue una visita que no cancelaron pese a que muchas otras monarquías han anulado o pospuesto muchos de sus planes tanto dentro como fuera de sus fronteras. La Casa Real de los Países Bajos se apresuró a comunicar que los reyes siguen las reglas establecidas por las autoridades sanitarias.

Por otro lado, esta crisis sanitaria sí que ha hecho que se anulen otros planes. El próximo 27 de abril debía celebrarse el Día del Rey, esta edición en Maastricht, una cita tradicional con la que el monarca holandés comparte parabienes y felicitaciones con su pueblo en el día de su cumpleaños. Pues bien, la Casa Real acaba de anunciar que no será posible para evitar riesgos ante el coronavirus y que tendrá lugar en una fecha más adelante.

Hace solo un par de semanas, toda la Familia Real de los Países Bajos disfrutaba de unos días felices en la estación austriaca de Lech, su destino habitual para unas breves vacaciones de invierno. En la nieve Guillermo y Máxima compartían risas y bromas con sus tres hijas: Amalia, Alexia y Arianne. Ahora todos ellos deberán permanecer los más posible en su residencia de Huis ten Bosch como medida preventiva, aunque, como todos nosotros, sin descuidar sus tareas.