La princesa Kako de Japón, sobrina del emperador Naruhito, no puede evitar echar de menos a su hermana mayor, Mako, quien ha dejado de ser princesa tras su boda con un plebeyo


La princesa Kako de Japón cumple hoy 27 años. Y por eso mismo la Casa Imperial nipona ha hecho públicos unos nuevos retratos suyos, en los que se ve a la joven paseando por un bucólico paisaje típicamente oriental en los jardines del palacio de Akasaka, en Tokio.

Gtres.

Kako es la segunda de los tres hijos del príncipe Fumihito de Akishino y la princesa Kiko. Su padre es el hermano menor del actual emperador, Naruhito, y también el heredero al Trono, ya que en Japón rige la Ley Sálica, que impide la sucesión a las mujeres y que en este caso correspondería a la única hija de los emperadores, Aiko.

Gtres.

Por la condición paterna, los sobrinos del emperador también llevan a cabo una agenda oficial importante. Bueno, todos menos la mayor, la princesa Mako, quien tras su reciente boda con un plebeyo, Kei Komuro, ha tenido que renunciar a su título real y alejarse de las obligaciones imperiales.

Ahora mismo el matrimonio reside en Nueva York, donde han comenzado una nueva vida como ciudadanos de a pie y sin privilegios. La ausencia de Mako es especialmente significativa para Kako en este aniversario. Es su única hermana, con la que se lleva solo tres años, y ambas estaban muy unidas.

Gtres.

Cuando aquella dio el «sí, quiero» en una discreta ceremonia civil y fue a despedirse de sus padres y hermanos en la puerta de su residencia en Tokio, el abrazo en el que se fundieron las hermanas lo decía todo. Y por encima de eso, distaba mucho de la habitual solemnidad gestual de la realeza japonesa. Sus padres se limitaron a despedirla con la mano.

En ese sentido, la princesa Kako está ‘sola’ en este cumpleaños tan diferente al no disfrutar de la compañía de su hermana. Así como a Mako se la ha tildado de ‘princesa rebelde’, Kako de momento se mantiene fiel a la tradición nipona.

Se graduó en la Universidad Cristiana de Tokio y estudió Psicología y Artes Escénicas en la Universidad de Leeds (Inglaterra). Pese a eso, la joven ha decidido participar activamente dentro de la Familia Imperial.

Gtres.

Hace dos años lo comunicaba con las siguientes palabras: «No se trata de lo que quiero hacer, sino del cumplimiento de los compromisos públicos que se espera de mí. Tengo sueños, pero me los guardaré para mí». Una declaración que hacía hincapié en su carácter responsable y al servicio de la dinastía. Ya en 2019 tuvo ocasión de demostrar sus dotes en un viaje oficial a Europa que resultó todo un éxito.

Los que la conocen dicen de ella que es una mujer simpática, inteligente y muy consciente de su papel. Apasionada del patinaje sobre hielo, en su país a menudo se refieren a ella como ‘it girl’ e incluso como la Kate Middleton nipona. Para celebrar su cumpleaños ha destacado con pantalones y un vistoso abrigo de color azul pavo real.