Móvil en mano, la mujer de Alberto de Mónaco nos ha regalado estas preciosas imágenes en las que podemos verla en su perfil más personal.


Las videollamadas acortan distancias. Da igual que a Charlène de Mónaco le separen más de 12.000 kilómetros de sus pequeños, los príncipes Jacques y Gabriella, que las sonrisas y los besos se sienten casi igual. La mujer de Alberto de Mónaco continúa en Sudáfrica recuperándose de la infección otorrinolaringológica que contrajo el pasado mes de mayo, pero desde allí nos ha hecho partícipes de un tierno encuentro con sus dos grandes amores.

Instagram

Móvil en mano, la exnadadora nos ha regalado estas preciosas imágenes en las que podemos verla en su perfil más personal. Besos en la distancia, conversaciones madre e hijos y complicidad mucha complicad, esto es lo que desprenden estas fotos que ha compartido en su perfil oficial de Instagram. Gracias al comentario que acompaña las fotos descubrimos otro detalle. No es otro que cómo la princesa de Mónaco llama cariñosamente a sus pequeños, lo hace con los siguientes diminutivos: Jacqui y Bella.

Instagram

La videollamada se llevó a cabo cuando Charlène de Mónaco iba a afanarse en una actividad solidaria: hacer mantas para una guardería cercana. «Deseadme suerte», añadía en el comentario. Y es que en las instantáneas se puede ver cómo se sitúa al lado de una máquina de coser, quizás la costura sea una de las aficiones más desconocidas de la sudafricana. Apostaba para la ocasión por un look muy casual compuesto por pantalón vaquero, botas altas de piel y jersey de punto de cuello alto. Además, se mostraba sonriente y muy cariñosa con sus dos hijos a quienes observamos a través de la pantalla de su móvil.

Su problema de salud

Mucho se ha especulado sobre la separación entre Alberto y Charlène de Mónaco. Finalmente, esta se debe a motivos de salud. La exnadadora regresó a su país para apoyar una campaña a favor de los rinocerontes. Desde entonces no ha podido regresar al Principado. Cuando estaba realizando un safari contrajo esta infección que se está complicando más de lo esperado. Los médicos le han aconsejado que evite coger un vuelo.

Instagram

«Lo que ha sido extremadamente difícil es que me dijo el equipo médico que no podía volver para mi décimo aniversario de boda. Alberto es el principal pilar de mi vida y mi fuerza, sin su amor y apoyo no habría podido superar este momento tan doloroso», confesó recientemente a una radio de su país, Channel24. «Este año será el primero que no estaré con mi marido en nuestro aniversario en julio, lo que es difícil y me entristece», añadía.

Por el momento sigue en tratamiento tras haber tenido que pasar por dos cirugías y someterse a distintos tratamientos. Se sabe que debe permanecer en reposo hasta que este problema que le afecta a los oídos, la laringe y la nariz le permita volver retomar su rutina habitual.