La princesa Charlène ya está en Mónaco donde continúa con su recuperación. Se estima que en las próximas semanas retome sus compromisos.


La última etapa en la vida de Charlène de Mónaco ha sido especialmente complicada. Los distintos problemas de salud que ha atravesado han preocupado, y mucho, también han dado la vuelta al mundo. No solo eso, se ha especulado sobre una posible separación del príncipe Alberto de Mónaco. Tras un tiempo de incertidumbre y alejada de sus compromisos, finalmente la sudafricana ha regresado a Mónaco. Una gran noticia que han confirmado desde el principado. 

Alberto de Mónaco y Charlène de Mónaco
Gtres

A través de una nota difundida este mismo sábado, se explica que tras la «alentadora recuperación de la princesa Charlène» continuará con su recuperación en Mónaco. Añaden que este cambio sustancial ha sido aprobado por el equipo médico que sigue de cerca su evolución. Tras meses separada de su familia, ya está en casa junto a su marido y los dos hijos que tienen en común, Jacques y Gabriella. 

«Se ha reunido felizmente con su familia y sus seres queridos», se detalla en la nota. Se espera que en las próximas semanas la exnadadora recupere las fuerzas necesarias para reanudar de forma gradual su agenda y cumpla con sus deberes y compromisos oficiales. «Tan pronto como su salud sea lo suficientemente fuerte, la Princesa espera otra vez pasar tiempo y socializar con los monegascos». El comunicado termina con las siguientes palabras: «Para que la Princesa Charlene logre una recuperación completa, y como todavía necesita paz y tranquilidad, la pareja principesca pide, por tanto, que su vida privada se siga respetando en el marco del entorno familiar».

La recuperación de la princesa Charlène 

Tras su regreso a Europa, la princesa monegasca había continuado con su recuperación en una clínica privada de Suiza. Fue el pasado mes de noviembre cuando saltó a la luz pública que por decisión propia había querido ingresar en este exclusivo centro. Hasta entonces había permanecido en Sudáfrica donde contrajo una grave infección de oídos, garganta y nariz que se complicó más de lo previsto y por la que tuvo que someterse a distintas operaciones. El pasado mes de febrero, el príncipe Alberto habló de cómo se encontraba su mujer. «La princesa Charlène está mucho mejor y espero que regrese al Principado muy pronto», dijo en declaraciones a ‘Mónaco Matin’.

Charlène de Mónaco posa para Christopher Morris en 2015 en Roc Agel
Christopher Morris.

La última ocasión en la que el principado había dado parte del estado de salud de la princesa Charlène, se había confirmado que la recuperación continuaba de forma «satisfactoria y muy alentadora». También que el seguimiento de sus cuidados bucodentales aún necesitaban de varias semanas y se añadía que la Princesa no iba a poder asistir a las festividades de Santa Devota en Mónaco. «Ella está junto a su esposo, su Alteza Serenísima el príncipe Alberto II, muy unida a todos los monegascos y residentes con motivo de estas celebraciones. Tan pronto como su salud lo permita, la Princesa volverá a compartir momentos de felicidad con ellos. Durante este período, los Príncipes piden que su vida privada y la de sus hijos sigan siendo respetadas».

¿Cuándo se casaron Alberto y Charlène de Mónaco?

La pareja se casó por lo civil 1 de julio de 2011. Un día más tarde, el 2 de julio de 2011, se dieron el "sí, quiero" de forma religiosa en el palacio Grimaldi de Mónaco arropados por 3.500 invitados.