El Día Nacional de Mónaco nos ha vuelto a dejar unas bonitas imágenes de la familia real, que se ha reunido para estar presentes en todos los actos que se han organizado. Eso sí, ha habido grandes ausencias, como la de Carolina de Mónaco y su marido, Dimitri Rassam, Puline Ducruet y Camille Gottlieb.

Un año más, los más pequeños han acaparado todas las miradas, protagonizando las imágenes más divertidas de este gran día. Por un lado, los hijos del príncipe Alberto y Charlene de Mónaco, Jacques y Gabriella, han estado muy pendiente de todo lo ocurría, e incluso han llevado banderas y no paraban de mirar al cielo.

Sus padres han estado muy pendientes de los pequeños en todo momentos, que se lo estaban pasado en grande. Han escuchado los consejos de Alberto de Mónaco. En un momento, los pequeños han sacado las banderas, donde ponía entre otras, «¡Viva el Principado!».

La familia real de Mónaco se ha reunido un año más para celebrar por todo lo alto el Día Nacional de Mónaco, como cada 19 de noviembre desde 1949. El tiempo les ha conseguido acompañar, ya que aunque los actos han empezado con el cielo nublado, durante el posado en el balcón del Palacio de Mónaco, el sol brillado.

En otro lugar del balcón estaban situados Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo, acompañados de sus hijos, India y Sasha. Su hijo Maximilian estaba en brazos de su abuela, Carolina de Mónaco. Por su parte, Pierre Casiraghi llevaba a su hijo Francisco en brazos, y su hijo mayor, Stefano, estaba entre sus primos mayores. Beatrice Borromeo ha protagonizado un momento divertido al colocar su cabeza entre su marido y su hijo para no perder detalle de los actos.