Se ha desvelado que Charlène de Mónaco se ha reencontrado con su marido y sus dos hijos hasta en dos ocasiones diferentes.


El 2021 se convirtió en uno de los peores años para Charlène de Mónaco. La princesa monegasca se encuentra ingresada en una clínica de Suiza recuperándose de las secuelas de su enfermedad, que le obligó a quedarse en Sudáfrica más de medio año. Charlène decidió ingresar en esta clínica privada, que le ha obligado a mantenerse alejada de su marido, el príncipe Alberto, y sus hijos, Jacques y Gabriella. Sin embargo, con motivo de la Navidad, la familia al completo se ha reencontrado hasta en dos ocasiones diferentes. La primera de ella fue el pasado 23 de diciembre, mientras que la segunda ocurrió el 2 de enero.

El pasado 23 de diciembre y el 2 de enero, Charlène se reencontró con su familia

Tal y como adelanta la revista Bunte, la mujer del soberano pudo reencontrarse con los suyos. Después de más de cinco semanas separados, Charlène pudo abrazar a su marido y a sus dos hijos, los gemelos Jacques y Gabriella. Y es que la Navidad es época de reencuentros familiares. Y eso es precisamente lo que se ha vivido la princesa. El príncipe ya había manifestado en más de una ocasión que cuando «fuera posible» tenía intención de visitar a su mejer. Algo que ya se ha producido. Desde el Principado, hace unas semanas, emitieron un comunicado anunciando la visita del príncipe Alberto de Mónaco: «El príncipe Alberto y sus hijos la visitarán durante las vacaciones de Navidad», anunciaron. Ahora, se conoce que han sido el 23 de diciembre y el 2 de enero los días elegidos para que se produjera el ansiado encuentro.

Charlène de Mónaco Principado
© Palais Princier.

Tras su regreso de Sudáfrica el pasado 8 de noviembre, donde permaneció más de seis meses para recuperarse de una infección otorrinolaringológica, fue la última vez que vimos públicamente a Charlène junto a los suyos en el Principado. Tras esto, fue internada de manera voluntaria en un centro privado para recuperarse del agotamiento que le había causado su enfermedad durante los últimos meses. Es cierto que al comienzo de la terapia no se le permitía recibir visitar, ya que el enfoque de este tratamiento estaba destinado a recuperar fuerzas. Sin embargo, poco a poco se fue recuperando y los médicos dieron luz verde para que el príncipe Alberto de Mónaco y sus hijos pudieran visitarla. Por si fuera poco, ahora se desvelan nuevos detalles sobre este encuentro.

Los dos encuentros entre la princesa y los suyos

Los mellizos han echado mucho de menos a su madre. Primero por tener que permanecer alejados de ella durante seis meses en Sudáfrica y posteriormente, a su regreso, se marchó a esta clínica privada. Durante este tiempo, hicieron público en más de una ocasión que echaban de menos a su madre, por lo que le llevaron fotos, comieron con ella, jugaron, rezaron juntos y cantaron con ella durante una visita que duró unas cuatro horas aproximadamente. Una visita que se repitió a los pocos días, el 2 de enero.