La Fiesta Nacional de este año nos ha dejado imágenes y, sobre todo, muchas emociones. Las del día y las que están por venir. Nos referimos a esta «semana  fantástica» que se avecina, en la que la Princesa Leonor al fin se presentará en los Premios que llevan su nombre en Asturias. En SEMANA lo hemos vivido desde dentro y esto es lo que podemos contar.

10Todos juntos en el desfile militar por la Fiesta Nacional

Cuando a las 11 de la mañana han aparecido los Reyes y sus hijas en el Paseo de La Castellana de Madrid se han desvelado varios asuntos: Don Felipe, con uniforme de la Armada (que para eso se conmemora el 5º Centenario de la Vuelta al Mundo de Magallanes y Elcano); el vestido rosa empolvado con maripositas de Letizia, sin fallarle a Felipe Varela (o al revés); y lo crecidas que están las niñas (más Sofía, la menor, que Leonor) y que por esta vez se han intercambiado sus supuestos colores fetiche: la Princesa le ha ‘cedido’ el azul a su hermana y ella se ha mimetizado en nube rosa con su madre.

Los Reyes consuelan al paracaidista tras su accidente en el desfile de la Fiesta Nacional. 

Letizia vuelve a bailar para Varela de rosa empolvado en la Fiesta Nacional. 

9Leonor, a la derecha del Rey

 

Leonor, con gesto más seguro, se ha vuelto a situar a la derecha de su padre, como ya hiciera el año pasado. A punto de cumplir 14 años (el próximo 31 de octubre), la Heredera transmite una mayor consciencia y responsabilidad sobre su papel institucional. Y en los días venideros tendrá ocasión de demostrarlo. ¡Y cómo!

Leonor y Sofía estrenan look en la Fiesta Nacional. 

Los Reyes y sus hijas presiden el desfile de la Fiesta Nacional. 

8El tradicional besamanos en el Palacio Real

Tras el tradicional desfile militar, con susto incluido para el cabo paracaidista que se ha accidentado, sin mayores consecuencias, la Princesa y la Infanta se han retirado y los Reyes se han dirigido al Palacio Real para asistir al besamanos y la posterior recepción. Unos 1.300 invitados han saludado a Don Felipe y Doña Letizia. Todo muy ordenado, en un ambiente bastante silencioso y en tres tandas (con dos descansos para Sus Majestades), por el que han pasado políticos, jueces, embajadores, militares, representantes de las fundaciones culturales, etc etc etc.

Todas las personalidades que han acudido al besamanos en el Palacio Real.

La Princesa Leonor: todo lo que hará en los Premios Princesa de Asturias. 

7Los guantes de Susanna Griso

Esta edición ha habido menos personas del mundo de la comunicación, y aún así no han faltado algunas fijas, como Ana Rosa Quintana (con vestido rojo de Tot-Hom), con su marido; Sandra Golpe; Nieves Herrero; Susanna Griso… Los guantes blancos de la presentadora de Antena 3 nos han dejado boquiabiertos. Regia al estilo Isabel de Inglaterra.

6Alfombras anti resbalones

Este año los responsables de palacio han sabido corregir con sutileza un pequeño error con solo poner las alfombras en el Gran Salón del Trono. El suelo marmóreo al desnudo causó estragos el año pasado, sobre todo a las señoras con finos estilettos, causando nada menos que una doble caída de la pareja de David Summers, líder de Hombres G. Afortunadamente, en esta ocasión los pies se posaban sobre mullido y sin resbalones inoportunos.

5Lo besos familiares de María Zurita

 

Este año hemos echado en falta entre los invitados algo más de «faranduleo». ¿Dónde estaba Isabel Preysler? ¿Dónde un Raphael o un Bisbal, por ejemplo? Paloma Segrelles hija; la bailarina Tamara Rojo (ahora haciendo su Giselle) y poco más, si exceptuamos las mencionadas y glamourosas comunicadoras. Y de la familia, una presencia poco habitual, la de María Zurita, prima hermana del Rey, hija de la Infanta Margarita, que además de la mano, les ha dado dos besos a sus ilustres parientes. El protocolo está par saltárselo, ¿o no?

4Los famosos corrillos de prensa

Del besamanos, en el que los Reyes te miran a los ojos e incluso te pueden saludar con un «¿qué tal?», nos vamos al Gran Comedor de Gala del palacio para disfrutar de la recepción. Aglomeración servida entre bandejas de canapés y bebidas variadas. Y calor, mucho calor. Abren los balcones, pero apenas se nota el aire… Los corrillos hacen su aparición; pequeños grupos de periodistas repartidos por la sala buscando a las figuras pujantes del momento, con demanda mayoritaria para el presidente Pedro Sánchez y el juez Marchena. Pero llegan los Reyes…

3Preparados para viajar a Asturias

Felipe y Letizia entran al salón rodeados por una seguridad sutil y efectiva, que nos insta a dejar respirar, a hacer un pasillito… Los Reyes deben atravesar la multitud entre parada y parada; la gente quiere volver a saludarles, ya más distendidamente, e intercambiar unas breves palabras. De nuevo, corrillos. A SEMANA y otros medios nos interesa saber cómo se preparan para los inminentes Premios Princesa de Asturias, en los que su primogénita dará, nada menos, que dos discursos en público. Todo bien; como ya se ha comentado, Leonor está «tranquila» y con mucha «ilusión».

2Leonor, 38 años después que Don Felipe

Casi más nerviosos estamos nosotros, indica el Rey con un gesto a dos, pero aquí la Reina «protesta», o al menos, matiza. Ella no está nerviosa. Todos nos reímos. Recordamos que será un bonito momento cuando la Princesa hable, a la misma edad que lo hizo el propio Don Felipe, y en el mismo lugar, el teatro Campoamor de Oviedo. Solo que 38 años después. ¡Qué barbaridad! ¿38? Doña Letizia le dice a su marido que tiene cincuenta y… Dejémoslo ahí. Ambos beben agua en vaso de tubo.

1En Asturias se preparan para recibir a su Princesa

No hay duda de que a la Familia Real le esperan días importantes, sentimental e históricamente hablando. El próximo jueves 17 de octubre, a las cinco de la tarde, todo el mundo está convocado en la plaza de la Catedral de Oviedo para darle la bienvenida a su Princesa. Quieren que sea cariñosa, inolvidable… Don Felipe y Doña Letizia parece que, en esta ocasión, serán más los orgullosos padres que los Reyes.