La Reina Letizia ha reaparecido en Londres, donde no ha lucido mascarilla y hemos podido ver su rostro por primera vez en unos meses.


La Reina Letizia se ha convertido en una de las mujeres más elegantes de la misa celebrada en honor del duque de Edimburgo. Ha descartado el negro riguroso y ha optado por un abrigo-vestido color verde con el que, sin duda alguna, ha estado a la altura de las circunstancias. Aunque este no es el único detalle que ha llamado la atención, también su rostro, ya que es la primera vez que en los últimos cinco meses vemos su rostro sin mascarilla algunas. Debido a las restricciones en nuestro país, la esposa del Rey Felipe lucía en cada acto su protección de FFP2, a diferencia de en Londres, donde ni ella ni el resto de invitados la han llevado consigo. Esto ha permitido que volvamos a verla en plenitud, imagen que muestra que la Reina Letizia está tan bella como siempre.

Letizia
Gtres

Con un make up al que suele recurrir habitualmente, la Reina ha vuelto a dar ejemplo de cómo conseguir un «menos es más». Ojos ahumados gracias a una sombra de ojos color rosa, maxipestañas, contouring con polvos de sol para marcar ciertas zonas de su rostro o un labial en color marrón logran que su maquillaje sea muy armónico. De este modo, su rostro es natural y ‘jugoso’, dos aspectos que buscan hoy en día todos los estilistas y maquilladores para también los eventos de día.

Otro de los puntos a señalar en las imágenes de Letizia a las puertas de la Abadía de Westminster es que apenas tiene arrugas en su piel. Al igual que hace unos meses, Letizia muestra un rostro muy cuidado en el que, probablemente, se someta a tratamientos estéticos para estar siempre perfecta. Tan solo tiene alguna marca en sus patas de gallo, siendo casi imperceptibles para el ojo humano, lo que prueba que Letizia goza de un físico envidiable a sus 49 años.

Letizia
Gtres

Aunque nadie ha confirmado cuáles son los retoques que se podría haber realizado la Reina Letizia, en más de una ocasión han analizado expertos cuáles han podido ser sus cambios. No se descarta botox, ácido hialurónico o un perfilado de labios, entre otros, siendo casi siempre una de las mujeres más guapas y elegantes en sus viajes reales. Fue el pasado mes de noviembre cuando Letizia visitó Suecia junto a Felipe, país al que tenían fijado un viaje de Estado. En el lugar nórdico guardó su mascarilla y, de nuevo, pudimos verla impecable ante las cámaras sin mascarilla y es que, según la jefa de comunicación de Suecia, «se utilizaba la mascarilla en España en lugares públicos, pero allí usaban la distancia». Para ella se ha convertido en un complemento inseparable desde el inicio de la pandemia y, de hecho, son contadísimas las ocasiones en las que la hemos visto sin ella desde 2020.