La 41″ edición de los Premios Princesa de Asturias ha estado cargada de anécdotas y momentos para el recuerdo. Este viernes 27 de octubre, la Princesa Leonor ha presidido la entrega de los galardones que llevan su nombre. En la ceremonia todo ha ido como la seda. Todas las miradas estaban puestas en la Heredera al Trono. Tras pronunciar su discurso, marcado por numerosos «me importa», la joven ha abandonado el atril dispuesta a tomar de nuevo su asiento. Hasta ahí, todo perfecto. Sin embargo, quizás por inexperiencia o por culpa de los nervios, al tomar asiento nuevamente se ha unido a los aplausos que el público le estaba dedicando a ella. De inmediato, su padre, el Rey Felipe,  la ha corregido y le ha recordado que no tenía por qué aplaudir: «¡No te aplaudas a ti misma!».

Vídeo: Twitter

La reacción de la Princesa Leonor cuando su padre le ha recordado que no tenía por qué ponerse a aplaudir ha sido, sin duda alguna, una de las escenas más singulares de la gala. La joven se ha comportado con total naturalidad y hasta ha levantado las manos y los hombros, haciendo un gesto propio de quien ha cometido una metedura de pata. Así, se ha dado cuenta del error y, con cara de sorpresa, ha pedido «perdón».

Las imágenes, como es habitual en estos casos, ha corrido como la espuma en las redes sociales y en plataformas como Twitter no han tardado en circulas los vídeos de este gran momentazo.

Felipe VI Leonor (1)
Foto: Robert Smith

Lo cierto es que esta no ha sido la única escena en la que hemos podido ver al rey pendiente de sus hijas. En su discurso, el soberano ha dedicado unas emotivas palabras a sus dos hijas: «Queridas Leonor y Sofía: Cada vez sois más conscientes del papel que desempeñan nuestros premiados. Como nos ha dicho antes Leonor, os importa su causa y lo que han logrado; y sabéis que simbolizan el mejor espíritu, que son un verdadero estímulo para todos. A vosotras y a todos los jóvenes de vuestra generación, os animo a miraros aún más en ellos, en sus obras, en sus esfuerzos y aspiraciones, en su generosidad y en su gratitud. Nos ayudarán así aún más a avanzar como sociedad. Porque ellos representan, en definitiva, valores y cualidades que son cada vez más indispensables en este Siglo XXI», les ha dicho. Unas palabras con las que ha querido darles un consejo y que bien puede servir para otros jóvenes de la misma edad, pues en estos momentos pueden decidir quiénes son sus referentes en la vida y en las personas en las que se quieren convertir en el futuro. Seguro que tanto Leonor como su hermana Sofía han tomado tan buena nota de sus recomendaciones… tal y como ha demostrado en directo la Princesa esta noche.