Robert Smith.

La anécdota 'rara' de los Reyes en la Pascua Militar

Los Reyes Felipe y Letizia protagonizan una de las curiosidades de esta jornada festiva: les hacen esperar un poco más de la cuenta antes de entrar en el Salón del Trono.

Los Reyes Felipe y Letizia han presidido este mediodía la Pascua Militar. Este es, por tradición, el primer acto oficial con el que inauguran Año Nuevo y esta edición ha vuelto a dejarnos bonitas imágenes. En 2022 aún llevaban mascarillas por la pandemia, pero este afortunadamente ya no. Sus Majestades han regresado al Palacio Real de Madrid para recibir a los representantes de las Fuerzas Armadas y agradecerles su labor. Allí, en medio del estricto protocolo, hemos visto algunos detalles curiosos que suelen escaparse a los ojos del público.

Robert Smith

Los Reyes han iniciado la jornada en la Plaza de la Armería, bajo un sol radiante aunque con bajas temperaturas. Acompañados por las autoridades pertinentes, entre ellas el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles (por cierto, coincidiendo con un look muy similar al de la propia Reina). Se ha interpretado el Himno Nacional y luego Don Felipe ha pasado revista a las tropas. Lo habitual en estos casos. Posteriormente han pasado dentro del Palacio Real.

Robert Smith.

Los Reyes han saludado a los invitados del Ejército en la sala Gasparini. Uno a uno han ido dando la mano a los presentes, con total normalidad. Cuando ha finalizado el besamanos, Sus Majestades debían pasar al Salón del Trono para continuar con el programa previsto (los discursos de la ministra y del Rey Felipe).

Pero en ese instante ha saltado la anécdota. Mientras los últimos invitados se aposentaban en el gran salón, presidido por el famoso asiento con los leones dorados a los lados, los Reyes aún no podían hacer su entrada. Entonces el jefe de Protocolo les ha indicado amablemente que esperasen un poco más en la salita contigua.

Robert Smith.

Don Felipe y Doña Letizia se han quedado de pie en el umbral de la puerta y, como la situación se alargaba algo más de la cuenta, han acabado bromeando con los miembros de la prensa acreditados. El monarca se ha girado como diciendo, ¿y ahora qué? También la Reina ha interactuado con fotógrafos y redactores. Los dos sin perder la sonrisa, comentando la jugada, ante un momento tan natural como simpático.

Doña Letizia incluso se apoyaba coquetamente en su esposo y le agarraba firmemente del brazo, asomándose un poco hacia el interior del salón. Se han intercambiado alguna mirada cómplice que lo decía todo. Por supuesto, ambos han aprovechado para reiterar a todos sus mejores deseos de Feliz Año Nuevo.

Robert Smith.

Al final han sido alrededor de 5 minutos 'interminables' que han acabado como debían: los Reyes Felipe y Letizia han entrado juntos, del brazo, en el Salón del Trono. Después de los discursos, ha tenido lugar una recepción en otro de los salones del Palacio Real, donde han podido charlar más relajadamente con los militares y resto de invitados en una jornada especial y festiva. También la de los Reyes Magos...

Robert Smith.

Esta tarde les espera el roscón de Reyes en casa del padre de la Reina, Jesús Ortiz, si siguen cumpliendo con la tradición, pero ya será un acto privado. Eso sí, ya no estará su primogénita, la Princesa Leonor, que ha regresado a su internado de Gales para continuar con sus estudios.

Así comienzan un 2023 que se promete intenso. Y aquí estaremos para contarlo.

X