La Reina acude en solitario a Sevilla para inaugurar una cumbre sobre el Turismo tras el obligado confinamiento del Rey Felipe. A su salida nos cuenta cómo se encuentra.


La Reina Letizia ha reaparecido esta mañana en solitario para inaugurar en Sevilla el Tourism Innovation Summit. Una importante cumbre del turismo a la que hubiera debido acudir con el Rey Felipe, si este no hubiera tenido que guardar cuarentena preventiva por haber estado en contacto (el pasado domingo) con una persona que ha dado positivo en coronavirus. La Casa de S.M el Rey lo comunicaba el pasado lunes, anunciando que se cancelaban todos sus actos previstos durante los próximos diez días. Ante la ‘ausencia’ del Jefe del Estado, que permanecerá aislado en el palacio de La Zarzuela, la Reina Letizia ha cumplido con la tarea por sí sola y con su profesionalidad habitual, al frente de la institución. Ella mantiene su agenda con normalidad, pues no ha mantenido contacto con esa persona del ámbito privado de su marido.

Durante el evento la Reina ha pronunciado un discurso, que inicialmente iba a dar el monarca. Suponemos que, con alguna licencia, habrá sido el mismo y que, por cierto, ha comenzado en inglés. El hecho es que Doña Letizia no ha obviado la situación y ha disculpado la ausencia del Rey: «Permitidme primero que os traslade un saludo con todo cariño del Rey, a quien le habría gustado mucho estar hoy aquí con nosotros en Sevilla (momento en el que la sala ha irrumpido en aplausos). Le he dado mucha envidia cuando esta mañana me he despedido de él. El también es muy consciente del impacto que la epidemia está teniendo en este sector».

Lo Reyes han querido de este modo mostrar, una vez más, su apoyo al mundo del Turismo, tan golpeado durante todos estos meses de pandemia. Precisamente por eso llevaron a cabo el pasado verano una larga gira por toda España. Ahora toca seguir arrimando el hombro para que nuestro país continúe siendo una potencia mundial en este terreno.

Después de asistir al acto inaugural, en el que ha estado acompañada por las más altas autoridades (ministro, alcalde, presidente de Andalucía), la Reina ha abandonado el lugar. Esta vez ya no se cubría con el abrigo con el que ha llegado. También había dejado de llover en un día agitado, climatológicamente hablando, en la capital hispalense.

Robert Smith.

Antes de subir a su coche oficial, un reportero de Tele 5 ha lanzado varias preguntas al aire sobre cómo se encontraba el Rey Felipe, a lo que Doña Letizia ha respondido que estaba «muy bien, tranquilo». ¿Y de ánimo?», ha insistido: «Está muy bien». Unas palabras escuetas, pero que arrojan algo de luz sobre la situación del Jefe del Estado. Ya en su momento tanto Letizia como su hija la Princesa Leonor han debido observar cuarentenas preventivas. La primera, la pasada primavera, tras su contacto estrecho con la ministra Irene Montero, que luego dio positivo en Covid-19; y la segunda, después de que una compañera de clase también se contagiara.

A continuación, la Reina emprendía su viaje de regreso a Madrid. Si contamos diez días a partir del pasado lunes, el Rey Felipe no volverá a estar operativo hasta finales de la semana que viene. Mientras tanto, Doña Letizia le representará en todo lo necesario.