Mucho se ha comentado estos días acerca de las bodas de los sobrinos de Iñaki Urdangarin. El que fuera marido de la Infanta Cristina tenía planeado viajar a Estados Unidos para estar allí. Esto iba a suponer el reencuentro de este con toda su familia, pero finalmente no ha podido ser. Y es que no ha podido conseguir el permiso que le iba a permitir coger un avión hasta el otro lado del charco. Su situación con la Justicia se lo ha impedido.

Iñaki Urdangarin no consigue el permiso para viajar a Estados Unidos

© Gtres.
© Gtres.

La ausencia del exjugador de balonmano hizo que fuera la Infanta Cristina la que viajara hasta Estados Unidos junto a tres de sus hijos, Juan, Miguel e Irene. Cabe destacar que la relación que tiene con la familia de su expareja es buena, por lo que no ha tenido problemas en volar al otro lado del mundo para estar presente en un evento de la familia de Iñaki Urdangarin. Ha estado en las dos bodas americanas. La primera fue la de Nuala, el sábado 13 de agosto, y la siguiente, la de Iñaki, que se celebró este pasado viernes 19.

Para el que fuera jugador de balonmano era una cita muy especial. Era la primera vez en mucho tiempo que iba a reunirse con toda su familia. Hay que recordar que no pudo acudir a la boda de Eamon Patrick Flood, otro de sus sobrinos, que se casó en Estados Unidos en 2019, porque se encontraba en prisión. Hasta Malibú, California, viajaron Cristina con algunos de sus hijos. Como ha ocurrido también en esta ocasión.

La Infanta Cristina, invitada inesperada a ambas bodas

Gtres.

Ha sido un fin de semana de lo más intenso para todos, ya que los hijos de Iñaky y Cristina no solo han podido reencontrarse con su familia, también han podido hacer más planes. Han hecho turismo, pero también ha podido hacer deportes acuáticos, muy propios de la época en la que se han celebrado ambas bodas. Así lo asegura Vanitatis, que cuenta que han cogido unas motos de agua e incluso han dado paseos en barca.

Una boda por todo lo alto

La Infanta Cristina eligió un look de lo más elegante, compuesto por un vestido midi de color azul con las mangas cortas. Eso sí, optó por llevar zapatos planos. A pesar de que estaba con la familia de su expareja, la hermana del Rey Felipe VI se sintió de lo más integrada y bailó como una más, tal y como informa el medio anteriormente citado. Por su parte, Irene Urdangarin, que se ha convertido ya en una adolescente de lo más estilosa, eligió un traje de color beige. En cuanto a los hombres, la mayoría se decantó por trajes de chaqueta sin corbata y camisa azul.

¿Cuántos años tiene Iñaki Urdangarin?

54 años.