La antigua «amiga entrañable» ha interpuesto una demanda en Londres contra el Rey emérito por «vigilancia ilegal».


Corinna ha vuelto. Tras un tiempo de silencio mediático, la exprincesa regresa dando señales y de nuevo relacionadas con el Rey Juan Carlos, su antes íntimo amigo. Según publica el diario Financial Times, Corinna ha demandado al monarca ante el Tribunal Superior de Londres por «vigilancia ilegal» y pide una cuantiosa indemnización por daños y perjuicios que podría ascender a millones de euros (aún no se ha especificado la cantidad exacta), además de una orden de alejamiento.

Corinna Larsen acusa a Don Juan Carlos y a los servicios secretos españoles de someterla aun seguimiento ilegal, tal y como ya ha contado en otras ocasiones, entre ellas en sus declaraciones ante el juez el pasado enero en el juicio contra el excomisario Villarejo. Entonces lo hizo a través de videollamada desde Reino Unido. Entonces aseguró que se sentía «aterrorizada» por las «amenazas» contra ellas vertidas supuestamente por del exdirector del CNI, cosa de la que responsabilizaba en último término al Rey Juan Carlos por «dar las órdenes».

Esta demanda se presentó el pasado diciembre del año pasado, aunque no fue hasta ayer cuando se puso a disposición por parte del Tribunal. Corinna acusa al Rey emérito de acoso «desde 2012 hasta la actualidad», según dicho periódico, incluyendo amenazas y difamación, y «vigilancia ilegal encubierta y abierta» por parte de agentes del exmonarca y del servicio de inteligencia español.

Todo gira alrededor del pago de 65 millones de euros en 2012 por parte del Rey a su entonces «amiga entrañable», utilizando supuestamente fondos derivados de una donación de 100 millones de dólares al entonces monarca por parte del rey Abdullah de Arabia Saudí. Según Corinna, Don Juan Carlos «quería asegurarse de que ella y sus hijos disfrutaran de una vida acomodada». Al parecer, luego él le pidió que le devolviera el dinero, a lo que ella se negó, provocando según ella que la acusara falsamente de robar los fondos y difamándola ante su familia y sus socios comerciales.

Basándose en esto solicita una jugosa indemnización, ya que le habría ocasionado una grave pérdida de ingresos de su trabajo como «consultora estratégica que trabaja con personas de alto poder adquisitivo y con empresas líderes de todo el mundo». Corinna también desea que se impida a Don Juan Carlos y a sus agentes comunicarse con ella, seguirla, hacer declaraciones difamatorias sobre ella o acercarse a menos de 150 metros de sus residencias.

Todavía está por dilucidar la jurisdicción de este caso, ya que Don Juan Carlos es un antiguo jefe de Estado de otro país y no reside en Reino Unido.

© SEMANA.

Hay que recordar que el Rey Juan Carlos se marchó el 3 de agosto de 2020 a Abu Dabi y que desde entonces no ha regresado a España. Muchas circunstancias parecen impedírselo (no su deseo personal, según dicen sus amigos más allegados).

El hecho es que continúa en Emiratos Árabes Unidos, desde donde hace meses que no llegan noticias ni imágenes suyas. Las últimas lo mostraban el pasado febrero con muy buen aspecto, compartiendo almuerzos y otras citas con personalidades locales en su residencia allí, y que salieron a la luz justamente cuando surgieron noticias en España de que su salud había empeorado.

Gtres.

También el monarca ha sido noticia por sus distintos pagos a Hacienda para hacer frente a irregularidades fiscales. En diciembre de 2020 pagó casi 680.000 euros por impuestos atrasados relacionados. Y el pasado febrero desembolsó 4,4 millones de euros  relacionados con viajes en jet privado de la Fundación Zagatka.

A nivel personal, en Abu Dabi solo han trascendido las visitas de sus hijas, las Infantas Elena y Cristina. No las de su esposa, la Reina Sofía ni del Rey Felipe. Muy pronto la Familia Real viajará a Mallorca para disfrutar de sus vacaciones, un lugar donde durante tantos años Don Juan Carlos fue tan feliz. En las últimas declaraciones públicas del monarca, vía telefónica, aseguraba estar bien y hacer dos horas de gimnasia cada día. Fuentes cercanas han venido comentando que siente nostalgia de su país…