Los Reyes han viajado a Lisboa para inaugurar un centro pionero en el mundo en la investigación y tratamiento del cáncer de páncreas.


Los Reyes Felipe y Letizia han viajado esta mañana a Portugal para inaugurar el «Botton-Champalimaud Pancreatic Cancer Centre», en Lisboa, una institución que va a marcar la diferencia en el planteamiento y cura del cáncer de páncreas en el mundo, y que se ha surgido de la colaboración entre la Fundación Champalimaud y el matrimonio de nacionalidad española Mauricio y Charlotte Botton, quienes donaron 50 millones de euros para levantarlo.

Casa de S.M. el Rey.

Sus Majestades han iniciado su viaje en la localidad costera de Cascáis, en cuya Plaza de la Ciudadela han sido recibidos por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, gran amigo de los Reyes, con el que mantienen un contacto relativamente frecuente. Posteriormente los tres han compartido un almuerzo privado.

El primer contacto con Portugal ha sido frente al mar en esta bonita localidad, muy cerca de Estoril, tan ligadas a la Familia Real española, pues allí pasaron el exilio los abuelos del Rey Felipe, Don Juan de Borbón y Doña María de las Mercedes.

A continuación, los Reyes se han trasladado hasta la capital lisboeta para inaugurar este centro pionero en el mundo en la investigación y el tratamiento del cáncer de páncreas. En 2016 Don Felipe y Doña Letizia visitaron la Fundación Champalimaud. Y desde entonces, la Reina Doña Sofía forma parte del Consejo de Curadores de la Fundación.

Robert Smith.

Para este viaje la Reina Letizia ha lucido un vestido de lunares de Emporio Armani, con el que estaba muy favorecida. Pertenecía a su fondo de armario, ya que lo estrenó en febrero de 2020, en un acto en la localidad de Almonte (Huelva). No necesitaba chaqueta, ya que en la capital portuguesa brillaba el sol.

Casa de S.M. el Rey,

Sus Majestades han sido recibidos con una emotiva ceremonia de bienvenida de hermanamiento entre los dos países vecinos. Además de Rebelo de Sousa, también se les ha unido el primer ministro, António Costa. Luego han recorrido las modernas instalaciones del centro, que será decisivo en la cura de esta enfermedad rara. De hecho, representa el 3% de todos los cánceres.

Robert Smith.

Nos han dejado curiosas imágenes, como este gesto tan cómplice entre los Reyes mientras bajaban por la escalera mecánica. Tras la ceremonia de inauguración, Don Felipe y Doña Letizia han mantenido un encuentro con los asistentes y los investigadores, médicos y profesionales clínicos que forman parte del equipo humano de este centro innovador. La nota artística la ha puesto el tenor Josep Carreras, que ha actuado poniendo el broche de oro con su voz única. En su discurso, el Rey Felipe ha dicho, en portugués por cierto: «Aquí la Reina y yo siempre nos sentimos en casa».

Casa de S.M. el Rey.