Tras la decisión del Príncipe Harry y Meghan Markle de abandonar la familia real británica y dimitir de sus funciones como miembros ‘Senior’ del clan Windsor, se ha producido una reunión sin precedentes en Sandringham. La reina Isabel II ha convocado allí a su hijo Carlos de Inglaterra y a sus nietos Guillermo y Harry para determinar el futuro de su familia, más en crisis que nunca.

Una reunión histórica en la familia real británica

La ‘Long Library’ de Sandringham ha sido el lugar elegido para a celebración del particular cónclave de la monarca británica con el heredero a la corona y sus nietos mayores. Allí, el príncipe Carlos y los príncipes Harry y Guillermo han escuchado con atención las pautas marcadas por la soberana. Meghan Markle, por su parte, no estuvo presente. Participó via telefónica desde Canadá, donde se encuentra con su hijo Archie.

De momento, Isabel II ha dado vía libre a los duques de Sussex para que se marchen a vivir a Canadá. No comparte su decisión, pero la respeta. Así lo anunciaba, mediante un comunicado, hace apenas unas horas. «Aunque hubiéramos preferido que permanecieran trabajando a tiempo completo como miembros de la Familia Real, respetamos y entendemos su deseo de vivir más vida independiente como familia sin dejar de ser una parte valiosa de mi familia».

 

 

1Sandringham, un lugar cargado de significado para los Windsor

Que la reunión se haya producido en Sandrignham House no es cosa del azar. Esta casa de campo, ubicada en un terreno de 32 kilómetros cuadrados, cerca del pueblo de Sandringham en Norfolk, ha sido la residencia privada de cuatro generaciones de reyes. Y es uno de los rincones favoritos de la Familia Real británica.

2Discutiendo los "asuntos complejos" de la Casa Real

El encuentro se celebró durante la tarde del 13 de enero. El príncipe de Gales acababa de llegar de Omán, adonde viajó para dar el pésame por la muerte del sultán. Junto a él, Guillermo y Harry debatían los «asuntos complejos» que estos días dan más de un quebradero de cabeza a la reina Isabel.

3Una reunión intensa... pero breve

Y, aunque en un principio parecía que la reunión se extendería durante horas, no ha sido así. El encuentro ha sido intenso, pero ha terminado antes de lo previsto inicialmente.

4Dos hermanos enfrentados por diferentes destinos

Uno de los puntos claves de la reunión ha sido el nuevo rol que asumirá el Príncipe Harry una vez que viva en Canadá, adonde tiene previsto mudarse con su esposa y con el pequeño Archie. Su decisión de abandonar su papel institucional en la Casa Real británica afecta de manera directa a las funciones que, en lo sucesivo, asuma su hermano. Guillermo es el segundo en la línea de sucesión al Trono de Inglaterra. Una vez que Harry abandone sus funciones, su compromiso con la agenda oficial se verá, indefectiblemente, multiplicado.

5El papel de Carlos y Guillermo

Según la prensa británica, ni Carlos ni su primogénito han salido satisfechos de la reunión. de hecho, tanto Carlos como Guillermo y Harry han salido de la residencia cada uno por separado. Un detalle que no ha pasado desapercibido ante la opinión pública.

6Se abre "un tiempo de transición"

Tal y como ha detallado la reina Isabel II, se abrirá «un tiempo de transición» en el seno de su familia una vez que los duques de Sussex vivan a caballo entre Canadá y Reino Unido.

7El duque de Edimburgo, el gran ausente en el gabinete de crisis familiar

A este incierto periodo de cambios se suma un contexto delicado en el entorno familiar: con 93 años de vida y 67 de reinado a sus espaldas, Isabel II ya no se encuentra en su momento álgido para la toma de decisiones. Por su parte, el duque de Edimburgo, hospitalizado recientemente y con problemas de salud, abandonaba la casa de campo en la que la familia real británica se ha reunido horas antes del encuentro.

8Andrés, envuelto en el escándalo sexual

El gabinete de crisis congregado en Sandringham tampoco ha tenido como testigo a otro destacado miembro de la Familia Real británica. El Príncipe Andrés, envuelto en el escándalo del caso ‘Epstein’ y retirado de la vida pública desde el pasado 20 de noviembre, poco tiene que aportar a cuestiones tan relevantes como el futuro de la Corona.

9El Gobierno de Canadá, dispuesta a sufragar los gastos de seguridad de los duques de Sussex

Mientras en el Reino Unido todos los focos están puestos en Palacio, las máximas autoridades de Canadá intentan hacer más fácil el traslado de los duques de Sussex al país norteamericano. Según ha publicado el diario ‘London Evening Standard’, el primer ministro del país, Justin Trudeau, ha anunciado la voluntad del Gobierno canadiense de sufragar el 50% de sus gastos de seguridad cuando estén viviendo allí.

10Máxima tensión entre los miembros de la Familia Real tras 'el Megxit'

A día de hoy, siguen siendo muchas las incógnitas por despejar en relación a la inminente cese de Harry y Meghan de sus funciones públicas. ¿Cuál será la fecha exacta de su mudanza? ¿Dónde van a vivir? ¿Cuánto tiempo pasarán en Inglaterra? ¿Qué obligaciones con la Casa Real seguirán cumpliendo? ¿En qué trabajarán exactamente? Todas estas cuestiones mantienen en vilo a la reina Isabel y a los suyos, que han vivido una reunión tensa y compleja en Sandringham. Por algo los británicos ya denominan como ‘el Megxit’ al cisma que está haciendo tambalear a los cimientos de Windsor.