El padre de la duquesa de Sussex ha indicado que la veterana comunicadora «ha jugado» con su hija y con un «debilitado» Harry.


El príncipe Harry y Meghan Markle están pasando por una de las etapas más dulces de su vida después de hayan dado la bienvenida a su segunda hija en común, Lilibet Diana Mountbatten-Windsor. Una buena noticia que ha colmado de felicidad a la familia después de que el pasado mes de abril tuvieran que decirle adiós al duque de Edimburgo. Sin embargo, en medio del gran júbilo de los padres, Thomas Markle ha aprovechado la ocasión para volver a salir a la palestra y seguir atacando a su hija, así como al marido de esta. En esta ocasión, además, el padre de la exactriz de ‘Suits’ no ha dudado en atacar a Oprah Winfrey por la entrevista que le hizo a los duques de Sussex y ha acusado a la periodista de utilizarlos para su propio beneficio.

’60 Minutes’

En una reciente entrevista con el programa ’60 Minutes’ de Channel 9 de la televisión australiana, Thomas Markle ha atizado a Oprah Winfrey y la ha acusado de «aprovecharse» de la «debilidad» del príncipe Harry para llevar a cabo la explosiva entrevista. Sin tener miedo a que la periodista pueda demandarle, el padre de la duquesa de Sussex ha indicado que la veterana comunicadora «ha jugado» con su hija.

«Los ha usado para construir su propia red de influencias y crear así nuevos programas. Se ha aprovechado de un hombre que estaba muy debilitado y consiguió que él dijera cosas que no se pueden decir en televisión», afirma al programa de Australia.

Tras varios meses de silencio, Thomas Markle también ha aprovechado la ocasión para quejarse públicamente acerca de cómo recibió la noticia del nacimiento de su nieta. Tal y como él mismo ha explicado, el padre de Meghan Markle ha lamentado que tuviera que enterarse de la buena noticia a través de la radio y gracias al comunicado que la pareja hizo público a través de su página web.

Lanza una petición: Quiere ver a su nieta

Gtres

El que fuera director de fotografía e iluminación ha felicitado a los duques de Sussex por su nueva paternidad y, en un intento de tender puentes con su hija, ha celebrado que haya «mucha más sangre Markle» dentro de la Familia Real Británica. «Espero poder ver a mis nietos dentro de un tiempo, soy un abuelo muy bueno. Pero estaré muy decepcionado si no puedo tener a mi nieta entre mis brazos», remarcaba.

De la misma forma, como viene siendo habitual en todas y cada una de sus intervenciones, Thomas Markle ha vuelto a amezar a su hija y ha utilizado el nacimiento de la pequeña Lilibet Diana para pedirle un acercamiento. El padre de la duquesa de Sussex insiste en que si este no se produce, no le quedará más remedio que «sacar los trapos sucios» de su relación con su hija.

La última vez que Thomas Markle habló públicamente de su hija fue a raíz de la salida del matrimonio de la Casa Real. Entonces, el padre de la exactriz se mostró muy decepcionado con ella por haber dicho no a uno de los sueños más comunes que hay entre las jóvenes. «Ha cumplido el sueño que cualquier chica tiene, toda joven quiere convertirse en princesa y ella lo ha conseguido. Parece que está tirando todo por la borda por dinero, no puedo decir más… Cuando se casaron asumieron la obligación de ser miembro de la familia real y representarla. Es una tontería que no lo hagan. Es una de las instituciones más antiguas del mundo, la están destruyendo, es ridículo. No sé qué están buscando, creo que ni ellos mismos los saben», dijo entonces a la cadena británica Channel 5.

Así comunicaron los Sussex el nacimiento de su segunda hija

El príncipe Harry y Meghan Markle dieron la bienvenida a su segunda hija en común el pasado viernes 4 de junio. La pareja comunicó la feliz noticia a través de un comunicado en el que indicaron que la pequeña llegó al mundo a las 11:40 horas en el Hospital Santa Bárbara Cottage (California) y pesó 3,22 kilos.

La pequeña lleva el nombre de su bisabuela, Su Majestad la Reina, «cuyo apodo familiar es Lilibet. Su segundo nombre, Diana, fue elegido para honrar a su amada difunta abuela, la Princesa de Gales», tal y como han confirmado a través de la nota difundida. Se trata del segundo hijo del matrimonio. ‘Lili’ se convertirá en la mejor compañera de juegos de Archie, de 2 años.