«Viajará en avión desde su nuevo hogar en California, antes de ponerse en cuarentena para el entierro», apuntan los medios británicos.


Hace más de un año que el príncipe Harry no regresa a su país tras fijar su nueva residencia en California. La reciente muerte de su abuelo, el duque de Edimburgo, ha provocado que el hijo pequeño del príncipe Carlos acelere sus planes de vuelta. Lo hará sin su mujer, Meghan Markle, que está embarazada de su segundo hijo y cuando aún resuenan con fuerzas las declaraciones que ambos dieron en la polémica entrevista con Oprah Winfrey. 

© Spotify/Youtube.

Los medios británicos han puesto el foco en su esperado regreso y apuntan a que desea estar junto a su familia en este momento de duelo. Está realizando las gestiones oportunas y volverá en solitario ya que el embarazo de Meghan Markle está bastante avanzado. Además, la situación de pandemia que atraviesa el mundo aún complica más las cosas. «Viajará en avión desde su nuevo hogar en California, antes de ponerse en cuarentena para el entierro», señala el ‘Daily Mail’.

Tendrá que guardar una cuarentena como todo aquel que viaja a Reino Unido. Inglaterra impone un confinamiento de 10 días completos, aunque también se baraja la posibilidad de que esté cinco días aislado y deje la cuarentena si la PCR da negativo. Esta sería la opción más probable que citan los medios del país: «A menos que reclame un estatus especial otorgado a los diplomáticos», recuerda ‘The Mirror’.

Meghan y Harry
© CBS.

Se trata, por tanto, del primer viaje del príncipe Harry tras un año repleto de cambios. La familia se mudó a principios del año pasado a Santa Bárbara junto a su hijo Archie. Una importante decisión que coincidía con los primeros meses de la pandemia y se producía tras el sonado ‘Megxit’ con el que emprendían una nueva vida alejada de la primera línea de la Corona británica. Hace tan solo un mes que concedían una sonada entrevista en la cadena estadounidense CBS donde se mostraban tremendamente críticos con la Familia Real.

Un discreto funeral

El príncipe Harry es uno de los nombres que se espera en el funeral de su abuelo al que tan solo acudirán 30 personas por las restricciones vigentes en Reino Unido para frenar la propagación del virus. Una cifra muy alejada de los 800 miembros de las unidades militares, organizaciones benéficas y diversas asociaciones de la Commonwealth que habrían sido invitados en otro momento. La ceremonia se oficiará en la Capilla de San  Jorge en el Castillo de Windsor al que acudirán los miembros de más alto nivel de la Familia Real al igual que el Primer Ministro, Boris Johnson.

En los próximos días se dará a conocer la lista completa de invitados a un funeral que se espera se organice con similitudes al de la Reina madre. Felipe de Edimburgo fallecía el pasado 9 de abril en el castillo de Windsor después de 28 días de haber sido dado de alta de su último gran bache de salud. El marido de la Reina de Inglaterra dejó instrucciones para que su despedida fuese discreta.