La agencia de prensa se ha visto obligada a disculparse de forma pública: «Pedimos perdón a los duques de Sussex y a su hijo por el dolor que hemos causado».


Decidieron en su día dar un paso atrás en sus obligaciones monárquicas, pero el príncipe Harry y su mujer, Meghan Markle, continúan batallando contra la prensa, a favor de los intereses de su único hijo, Archie. El matrimonio se ha anotado un tanto contra un medio estadounidense como consecuencia de unas imágenes tomadas el pasado mes de julio en su casa de Los Ángeles donde se ve al bebé jugando en el jardín. La Corte Superior del Condado de Los Ángeles ha fallado a su favor. 

Las controvertidas instantáneas fueron tomadas con un dron, una práctica prohibida en Estado Unidos, y, además, capturaban un momento privado de la familia en su casa cuando residían en una mansión propiedad del actor y cineasta Tyler Perry. Vivieron allí durante unos meses, lo más complicados de la primera ola de la pandemia del coronavirus.

Harry y Meghan contrataron para su defensa al abogado, Michael J. Kump, sobradamente conocido por haber defendido a diversas celebrities como Sandra Bullock o las hermanas Kardashian, entre otras. El acuerdo señala que la agencia poseedora de las imágenes, X17, debe entregar al matrimonio las fotografías y eliminarlas de su base de datos, así como se prohíbe su total distribución. La citada empresa no solo deberá asumir los costes generados por este juicio también se ha visto obligada a pedir disculpas de forma pública: «Pedimos perdón a los duques de Sussex y a su hijo por el dolor que hemos causado. Nos equivocamos al ofrecer estas imágenes y nos comprometemos a no repetirlo».

Con este acuerdo se intenta persuadir a posibles compradores de que las fotos que fueron «tomadas ilegalmente y que no son lo que pretenden ser”. Y es que parecía que habían sido captadas en un lugar púbico, pero no era así. Según aludieron ellos mismos, su hijo no había permanecido en un lugar público desde que dejaron atrás su vida en Londres, y emprendieran una nueva etapa en California.

No es la primera contienda legal que Harry y Meghan tienen contra la prensa, han denunciado en más de una ocasión la presión a la que se han visto sometidos en los últimos años. La estadounidense demandó al ‘Daily Mail’ por la publicación de unas controvertidas cartas escritas por su padre, Thomas Markle, anteriores a su boda con el príncipe Harry. También han emprendido acciones legales por unas imágenes tomadas en Vancouver donde aparece su hijo. 

Sus planes para Navidad

Entre tanto, ya han trascendido los podrían ser sus próximos planes para fechas navideñas. Según ha revelado un amigo muy cercano a la pareja a ‘The Mirror’, el nieto de la monarca y su mujer no tienen previsto regresar a Reino Unido. El matrimonio planea pasar sus primeras Navidades en Los Ángeles con David Foster, expadrastro de Gigi y Bella Hadid, y su mujer, Katharine McPhee.

«Meghan tiene muchas ganas de celebrar su primera Navidad en su nuevo hogar junto a su madre. Ella está muy emocionada y planea hacer todas las tradiciones con las que creció cuando era niña, incluida la cocina», aseguraba el amigo de la pareja al medio británico. Además, la duquesa de Sussex habría hecho hincapié en que todos se reunirán en su casa de Santa Bárbara y no en la de Foster.

De ser así, sería el segundo año en el que los Sussex estarían alejados de la reina Isabel II y su familia durante estas señaladas fiestas. El año anterior, antes de que el matrimonio anunciara su marcha de la Casa Real, viajaron hasta Canadá para pasar estas fiestascon la madre de la exactriz.

La pareja continúa asumiendo un sinfín de proyectos que salen a la luz poco a poco. Entre las muchas ideas que barajan, el matrimonio planea hacer un documental sobre la historia y el legado de Diana de Gales para que su labor solidaria perdure en el tiempo y que las nuevas generaciones sean conscientes de ello. Además, tienen previsto lanzar un programa de televisión que estará centrado en el empoderamiento femenino y la desigualdad racial (dos de los temas por los que lucha de forma diaria la que fuera actriz). Con una postura bastante política y en el que se hablará de feminismo, los duques de Sussex darán el salto a la pequeña pantalla y mostrarán su visión de la importancia del empoderamiento entre los jóvenes.