Se ha hecho público un acuerdo entre Jeffrey Epstein y Virginia Giuffre en el que pagó 500.000 dólares que podría blindar al príncipe Andrés


La Justicia de Estados Unidos ha hecho público este lunes una cuerdo extraoficial en el que se asegura que Jeffrey Epstein pagó en el año 2009 la cantidad de 500.000 dólares (unos 442.000 euros al cambio actual) a Virginia Giuffre para que abandonara sus acusaciones por supuestos abusos sexuales cuando ella era menor. Los abogados defensores del príncipe Andrés de Inglaterra esperan que este documento sirva para desestimar el caso contra él, ya que también se ha visto envuelta en este escalofriante caso que lo tiene bajo el punto de mira. El pasado 31 de diciembre conocíamos que él era el siguiente en pasar por los juzgados después de haber sido acusado formalmente por Virginia Giuffre de abusos sexuales cuando aún era menor de edad, en las fiestas que organizaba supuestamente el Epstein y en las que se ha situado al hijo de la reina Isabel II en numerosas ocasiones.

Un documento extrajudicial podría blindar al príncipe Andrés por su demanda de abusos sexuales de una menor

Este nuevo pacto extrajudicial, que hasta ahora ha permanecido bajo secreto, dicta que se desestimará cualquier acción legal por parte de Virginia Giuffre tanto contra Epstein, que se suicidó en su celda en el año 2019, como contra otros «potenciales acusados» relacionados con el magnate en la presunta trama de tráfico sexual de menores por la que el multimillonario fue investigado y que investiga un juzgado de Nueva York.

Aunque este documento no señala directamente al príncipe Andrés, este podría ayudarle a que se desestimara su causa y se cerrara este difícil episodio en el que se ha visto envuelto. Pese a este acuerdo, Giuffre sigue adelante con su demanda contra el príncipe Andrés de Inglaterra. Según ella, asegura que , a los 17 años de edad, Jeffrey Epstein y su novia Ghislaine Maxwell, que recientemente ha sido condenada por tráfico de menores, la obligaron a tener sexo con el príncipe Andrés de Inglaterra.

Los abogados del príncipe Andrés se han aferrado al mencionado documento extrajudicial para desestimar la demanda civil de su representado. Este acuerdo económico, que se firmó en el 2009, ha permanecido en secreto durante más de una década pero este lunes ha visto la luz de nuevo. El abogado Andrew Brettler defendió en una vista oral que ese documento blinda al príncipe Andrés, al vetar acciones legales por parte de Giuffre contra Epstein y otros «potenciales acusados».

El comunicado de Virginia Giuffre en el que revelaba que había interpuesto una demanda

“Estoy responsabilizando al príncipe Andrés por lo que me hizo. Hace veinte años, la riqueza, el poder, la posición y las conexiones del príncipe Andrés le permitieron abusar de una niña asustada y vulnerable sin nadie que la protegiera. Ya es hora de que rinda cuentas”, comenzó a denunciar de manera pública lo que ya ha puesto en conocimiento de la justicia. “Los poderosos y ricos no están exentos de ser considerados responsables de sus acciones. Espero que otras víctimas vean que es posible no vivir en el silencio y el miedo, sino recuperar la vida al hablar y exigir justicia”, reclama Virginia Giuffre con intención de encontrar apoyos contra el hijo de la Soberana británica.