Thomas Markle, padre de Meghan Markle, ha pedido perdón a su hija por el daño que le ha causado y quiere volver a hablar con ella, dado que no mantienen contacto desde el pasado mes de mayo. Pide ayuda a la reina Isabel II para que interceda entre ellos


Meghan Markle rompió su relación con su padre por su estrecha relación con los medios de comunicación y por las malas artes a la hora de hacer caja con la última gran boda real europea: la de su hija con el príncipe Harry. Sin embargo, Thomas Markle se resiste a abandonar las cámaras, aunque esta vez lo hace con una intención bien distinta a la que le ha llevado en otras ocasiones a sentarse a responder las preguntas de los periodistas. Ahora, el padre, dolido por perder la confianza de su hija, pide perdón.

Leer más: Meghan Markle y el príncipe Harry, amenazados de muerte

Ya no está interesado en atacar a su hija desvelando su pasado más oscuro, sino que quiere recuperar su cariño. Por ello, no ha tenido reparos en entonar el ‘mea culpa’ en público, pedir perdón y esperar que su acción ablande el corazón de su pequeña. El padre de Meghan Markle tiene miedo de no volver a disfrutar de la compañía de su hija, pero también de no tener el honor de conocer a su nieto, quien llegará a sus vidas en la próxima primavera.

Así lo confesaba en ‘Good Morning Britain’, donde explicaba con pena que hace meses que no tiene contacto con su hija, concretamente desde el pasado mes de mayo: “Estoy muy decepcionado. No sé por qué ha sucedido esto… Todos los días trato de enviarle un mensaje de texto y ella nunca me contesta”, confesaba a Piers Morgan, el presentador del exitoso espacio, que solicitaba conocer más detalles de en qué punto estaba ahora su relación.

Thomas Markle también ha aprovechado su intervención televisiva para lanzarle un mensaje a la mismísima reina Isabel II, a la que pide que interceda para recuperar el calor y afecto de su hija: “Apreciaría cualquier cosa que pudiera hacer por mí la reina Isabel. Me gustaría pensar que ella puede resolver cualquier problema en la familia, porque todas las familias, sean reales o no reales, son lo mismo y deberían estar juntas durante las vacaciones”.

Leer más: Meghan Markle, un año de luces y sombras entre los Windsor

“Siempre ha sido una persona muy controladora, es parte de su naturaleza, pero nunca ha sido grosera. No puedo entender que me ignore, ella siempre ha sabido que era parte de su forma de ser, pero siempre ha sido cuidadosa con ello”, continuaba detallando el padre de Meghan Markle, que además ha dado a conocer que aún no conoce a su yerno, el príncipe Harry.

Thomas Markle cree que su hija se ha creído todo lo que se ha publicado sobre él o que han puesto en su boca: “Todo es mentira”, mantiene. “Lo más gracioso es que se creen todo lo que leen en la prensa”, se queja con sorna, creyendo que su intervención lograría el favor de su hija. “No estoy seguro de qué ha pasado, pero me gustaría poder explicarlo. Creo que se debe a que los reporteros leen las entrevistas que hago y escriben sus propias historias con mentiras”, mantiene en todo momento el padre de Meghan Markle que, en muchas ocasiones, ha sido su peor enemigo junto a su hermanastra, Samantha.