Los festejos del Trooping the Colour, la grandiosa ceremonia anual que marca el cumpleaños oficial de Isabel II, sumado a la celebración del Jubileo de Platino de la soberana, se ha convertido en una oportunidad de oro para que dos importantes miembros del clan Windsor, apartados desde hace dos años de la familia, se reconcilien con la soberana. Hablamos de Meghan Markle y el príncipe Harry. El matrimonio, que visitó por sorpresa a la reina en secreto a la reina en abril, ha presenciado este jueves al acto inaugural del Jubileo en Londres, tras aterrizar en la capital británica el día anterior con sus dos hijos, Archie y Lilibet. Y aunque no han estado presentes en el balcón -ni en la foto oficial- de Buckingham, han podido acompañar a los suyos en el tradicional desfile ceremonial del cumpleaños oficial de la monarca.

El príncipe y la estadounidense han estado en los importantes actos del jueves como invitados de alto rango. Esto explica que no hayan estado presentes en el balcón para presenciar el despliegue de la Fuerza Aérea Real desde al balcón. Eso sí, no han tenido ni las obligaciones ni los privilegios de los miembros de la Familia Real, ya que en el año 2020 decidieron dejar de ser «miembros activos» de la familia real. Con esa drástica decisión abandonaron el país para instalarse en el extranjero; primero en Canadá, luego en Los Ángeles, en Estados Unidos.

Las celebraciones han copado un sinfín de titulares, pero ha sido la situación de la Familia Real lo que verdaderamente ha interesado a la prensa de todos los rincones del mundo ha sido la situación familiar ante el cisma que provocó el Megxit y los escándalos del Príncipe Andrés con la justicia. Por eso, el hecho de que Mehgan y Harry hayan reaparecido juntos en el que es su primer con el resto de la familia en un evento público ha sido todo un acontecimiento.

«Es la primera vez que los dos hermanos se juntan sin la sombra de la muerte, ya sea la de su abuelo Felipe o el aniversario de su madre Diana, y probablemente será la última vez que veamos a la reina de una forma tan pública», recuerda Omid Scobie, periodista y biógrafo de los Sussex. No hay imágenes del encuentro entre los hermanos, pero según la prensa del país su actitud ha sido conciliadora.

El Príncipe Carlos, acompañado de su tía Ana y su hermano William, ha sido el encarado de pasar revista a las tropas y saludar a los mandos militares en representación de la reina. Al margen de su intervención, ha tenido la ocasión de ver a sus dos hijos dentro de palacio. Ambos han estado a la altura de las circunstancias. Era el día grande de su abuela y todos han puesto de su parte para que reinara la armonía en palacio.

¿Cuándo se casaron Meghan Markle y el príncipe Harry?

La boda real entre el príncipe Harry y Meghan Markle se celebró en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor el 19 de mayo de 2018.