Ataviada en un impresionante diseño de lentejuelas de Jenny Packham, la duquesa de Cambridge ha ha brillado como una auténtica estrella de cine en el estreno mundial de la cinta del agente 007.


El 28 de septiembre de 2021 será un día señalado en la vida de Kate Middleton. Porque ese día brilló como una auténtica estrella de cine en el estreno mundial de la película ‘No time to die’, la última entrega de la saga de James Bond. Una cita en la que la mujer del príncipe Guillermo dejó al mundo con la boca abierta por su espectacular puesta en escena. Impresionante con un diseño de Jenny Packham, la ‘royal’ abandonaba casi por primera vez su estilo clásico y convencional para lucirse ante el mundo con un vestido de lentejuelas doradas y plateadas con las que lucía como una auténtica estrella de cine.

El Royal Albert Hall de Londres ha acogido la première que nos ha dejado ver a una Kate brillar, en sentido literal, en todo su esplendor. Renovada, radiante, guapísima. Así se ha mostrado ante las cámaras de la prensa británica y la de todos los rincones del planeta presentes en el acto.

GTRES

Al estreno del largometraje, que en España llevará el título de  ‘Sin tiempo para morir’, no han faltado numerosos rostros conocidos: desde Daniel Craig, protagonista de la cinta, a la actriz cubana Ana de Armas, Rami Malik o Billie Eilish, autora del tema central de la banda sonora.

Los invitados han asistido a la gala de rigurosa etiqueta. Los hombres, de esmoquin, como el duque de Cambridge y su padre, el príncipe de Gales. Y las mujeres, como el caso de Camilla de Cornualles, de gala.

GTRES

Pero volvamos a Kate, quien probablemente sin quererlo se ha convertido en la protagonista de la noche. Todo en ella resultaba fascinante. Su recogido de inspiración griega, sus bonitos pendientes dorados, el pronunciado escote de su vestido, las maxi hombreras remarcando sus hombros o la espectacular capa de su atuendo (con el que parecía una verdadera deidad del Olimpo). Imposible ponerle un pero a un outfit que, sin duda, será recordado como los mejores y más arriesgados de su larga trayectoria como miembro de la Familia Real británica.

La duquesa, deslumbrante, ha vuelto a acertar con una de sus firmas favoritas. En otras ocasiones la hemos visto presumir de figura y belleza con diseños de Jenny Packham. Recordemos el vestido verde de pailletes que lució en una recepción en su honor durante su viaje oficial a Pakistán, hace dos años. O el conjunto que lució poco antes del estallido de la pandemia. En ambas ocasiones hizo vibrar a sus admiradores. Esta noche ha puesto el listón más alto que nunca. Estamos ante una nueva Kate. Con Meghan Markle fuera del escenario, afincada con el príncipe Harry en Estados Unidos tras el ‘Brexit’, ahora la nueva estrella es ella. ¿No les parece?