Hace unos días, la Reina Isabel II celebraba sus 70 años sobre el trono, convirtiéndose en la monarca británica que más años ha estado ejecutando su trabajo como soberana. Con tan solo 25 años y tras la muerte de su padre, Jorge VI, quien murió en la residencia de Sandringham con solo 56 años, Isabel II se convirtió en la Reina del Reino Unido. Ahora, 70 años después, sigue cumpliendo con sus labores como soberana desde la residencia del Palacio de Buckingham, la residencia de la Familia Real Británica en Londres desde 1837. Y aunque mucho se ha especulado y se ha hablado sobre la posibilidad de que este Palacio, con tanta historia dentro de sus cuatro paredes, podía abrirse al público y convertirse en una especie de museo histórico, las últimas informaciones que llegan sobre el Palacio y la Reina nada tienen que ver.

Carlos y Camilla se podrían mudar a vivir con la Reina Isabel II

Y es que habrá movimientos en el Palacio, pero no para hacerlo apto al público, sino nuevos inquilinos de la Familia Real aterrizan para estar junto a la Reina Isabel. Según ha publicado el ‘Daily Mail’, el príncipe de Gales opina que Buckingham «es un símbolo visible de la monarquía Londres y, por lo tanto, debe ser su hogar». Tal y como adelantan en ‘Informalia’, el príncipe Carlos y Camilla de Cornualles se mudan a Buckingham junto a la Reina Isabel II. Esto podría significar que esta mudanza hace que se allane el cambio de jefatura de Estado y tome el relevo el hijo de la soberana.

Príncipe Carlos y Camilla de Cornualles
Gtres

El apoyo de la soberana para que Camila se convierta en reina consorte

Además, este 6 de febrero, con motivo de su Jubileo de Platino, la monarca expresó su firme deseo de que la duquesa de Cornualles sea reina consorte cuando su hijo acceda al trono. Así lo expresó a través de un comunicado que emitió en mitad de los festejos de los 70 años al trono. Un mensaje que pilló por sorpresa a todos gracias a la histórica petición que ha lanzado la monarca. «Es mi sincero deseo que, cuando llegue ese momento (cuando el príncipe Carlos le suceda en el trono, Camilla sea conocida como reina consorte mientras continúa con su leal servicio«, se puede leer.

«Cuando, en plenitud de los tiempos, mi hijos Carlos se convierta en rey, sé que le daréis a él y a su esposa Camilla el mismo apoyo que me habéis dado a mí«, se sincera la monarca. Este comunicado supone una prueba fehaciente de la gran estima que tiene la reina de Inglaterra a la duquesa de Cornualles, quien se casó con el padre del príncipe Guillermo en una ceremonia civil en 2005.

Los duques de Cambridge, al Castillo de Windsor

Pero, no será la única mudanza que se prevé en los próximos meses en la Familia Real británica. Los duques de Cambridge también están estudiando la posibilidad de abandonar su casa, el Palacio de Kensington, y trasladarse al Castillo de Windsor. Actualmente, el príncipe Guillermo y Kate Middleton junto a sus tres hijos, el príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis, están alojados en un apartamento, el 1A, en el Palacio de Kensignton. Precisamente ahí es donde actualmente también residen Carlos y Camilla en el apartamento número uno. Aunque los jardines y las dependencias públicas se encuentran abiertas a diario para sus visitas, ciertas partes como la residencia de los Duques permanece privada.

Príncipe Guillermo y Kate Middleton
Gtres

Sin embargo, aunque están encantados con este apartamento, estarían pensando en trasladarse al Castillo de Windsor. Fue en esta residencia donde pasó gran parte del tiempo durante la pandemia provocada por el coronavirus la Reina Isabel II, donde murió y está enterrado el Duque de Edimburgo. Antes de la pandemia, la soberana y su difunto marido disfrutaban los fines de semana, además de un mes en Semana Santa, en este casillo, que ha sido la residencia real durante más de 900 años. Este es el mayor castillo ocupado del mundo.

Los duques de Sussex también vivieron en el Castillo de Windsor

Hay que tener en cuenta que Meghan Markle y el príncipe Harry, antes de marcharse a Canadá, decidieron volver al lugar de su boda, el castillo de Windsor, y vivir en la cabaña Frogmore de los terrenos. La casa fue un regalo de bodas de la reina. Es una muy querida residencia real desde hace más de 200 años. Sin lugar a dudas, se avecinan cambios en la Familia Real británica.