Días después de hacer frente a la pérdida del capitán Tom Moore, la monarca se ha despedido de uno de los miembros de su círculo más cercano.


Está siendo un comienzo de año de lo más difícil para la reina Isabel II. Además de tener que hacer frente a los conflictos familiares y todas las polémicas que rodean a Meghan Markle y el príncipe Harry tras su salida de la Familia Real Británica, la monarca ha tenido que enfrentarse a la triste pérdida de tres personas muy cercanas. Después de decirle adiós el pasado 3 de febrero al capitán Tom Moore, la reina de Inglaterra se ha despedido de otro de sus amigos más cercanos, Lord Samuel Vestey.

Gtres

Dos meses después de perder a su esposa, Lady Celia, quien era la madrina del príncipe Harry, Lord Samuel Vestey, íntimo amigo de la Reina Isabel II, ha fallecido a los 79. La pareja formaba parte del círculo más cercano de la monarca y su marido, el duque de Edimburgo. El exmaestro de caballos era uno de los hombres más ricos de Reino Unido gracias a Vestey Holdings, el negocio familiar de alimentos.

El fallecido mantenía una relación muy estrecha con Isabel II hasta tal punto que tanto él como su mujer fueron invitados en varias ocasiones a Sandrigham. Además, también asistió a la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, así como a la del príncipe Guillermo y Kate Middleton. Durante los años 1999 y 2018, Lord Samuel Vestey fue maestro del caballo de la Casa Real Británica y se encargaba de las cuadras, carruajes y los caballos de la madre de Carlos de Inglaterra. Tras su jubilación, en 2019, la monarca le nombraba señor.

Foto: Gtres

Esta pérdida llega tan solo unos días después de que Reino Unido llorara la muerte de uno de sus iconos más importante, el capitán Tom Moore. El veterano de la II Guerra Mundial murió a los 100 años a causa del coronavirus. Llegó a ser condecorado como «caballero» en verano de 2020 siendo este el evento en el que veíamos a la reina de Inglaterra tras su confinamiento en Windsor. El capitán Moore saltó a la popularidad gracias a que consiguió recaudar 33 millones de libras para el sector sanitario británico dando cien vueltas a su jardín con su andador. “Su Majestad disfrutó mucho de conocer al capitán Tom Moore y su familia en Windsor el año pasado. Sus pensamientos y los de la familia real están con ellos”, comunicó el Palacio de Buckingham tras conocer la triste pérdida.

El pasado 7 de enero, la reina Isabel II también hacía frente a la dura pérdida de uno de sus seres más querido: su prima, además de íntima amiga, Lady Mary Colman. Más allá de su vínculo familiar como primas, la Reina Isabel II de Inglaterra y Lady Mary Colman eran amigas. Es por eso que ambas han participado en los grandes acontecimientos personales y familiares que ambas partes han celebrado. Fue así en 1951, cuando la soberana británica se casó con el duque de Edimburgo en la Iglesia de San Bartolomé el Grande de Londres.

El príncipe Harry prepara su vuelta a Reino Unido para visitar a su abuela

Gtres.

Está previsto que el príncipe Harry viaje a Reino Unido a principios de verano con motivo del cumpleaños de la monarca, así como la inauguración del monumento en homenaje a Lady Di. Tal y como revela ‘Daily Mail’, será un viaje en solitario puesto que el hijo del príncipe Carlos no estará acompañado ni por Meghan Markle ni por el pequeño Archie. No obstante, el medio británico explica que las condiciones del viaje pueden cambiar debido a las restricciones por la pandemia. Lo que dejan claro es que el duque de Sussex quiere reunirse cuanto antes con su familia. Así, la ausencia de la que fuera protagonista de ‘Suits’ «evitaría un dolor de cabeza» al personal diplomático de la capital británica. De la misma forma, también se indica que así evitaría eclipsar a su marido con su presencia.

Además de todos los eventos señalados en el calendario, el motivo de la vuelta de Harry a Reino Unido estaría motivado por su deseo de pedir una prórroga de su acuerdo de salida de la Casa Real a la reina de Inglaterra. En concreto, los duques de Sussex están buscando la manera de continuar siendo miembros de la realeza “que no trabajan” y mantengan sus patrocinios reales mientras que continúan su vida en California . Todo esto a pesar de sus acuerdos millonarios con Netflix y Spotify, tal y como recalcan. Como avanza el medio británico, el matrimonio se está encargando de hacer diversas videollamdas a varios miembros de la Familia Real antes de que pongan rumbo a Reino Unido. “Son conversaciones en todo amigables y menos conflictivas que las que tuvieron lugar en enero en Sandringham”, indicaba una fuente cercana al Palacio de Buckingham a ‘The Sun’.