Flores, flores y más flores… El tradicional Chelsea Flower Show ha abierto sus puertas un año más en Londres y esta es una cita ineludible para la Familia Real británica. Entre los primeros visitantes ya hemos visto a la mismísima reina Isabel, quien ha vuelto a hacer acto de presencia en un evento público, de intenso rosa, aunque en esta ocasión subida en una especie de carrito de golf para trasladarse.

reina isabel
Gtres.

Junto a ella estaban su hijo menor, el príncipe Eduardo, y su esposa, Sophie de Wessex. Pero con ellos había otra ‘royal’ que no ha pasado inadvertida: Beatriz de York.

beatriz de york
Gtres.

La hija del príncipe Andrés de Inglaterra y nieta de la soberana, de 33 años, ha vuelto a sorprender con un look estupendo compuesto a base de un vestido azul claro con flores que resaltaba su figura. Es de la firma estadounidense Reformation y apenas llega a los 300 euros de precio, por lo que muchas ya se han lanzado a la caza de este diseño.

beatriz de york, edoardo mapelli
Gtres.

Por si fuera poco, no solo el vestido era una delicia. También el lazo XL con el que se ha hecho un sencillo semirrecogido en el pelo, que acentuaba a la perfección la idea de romanticismo y frescura floral de este evento. Por último, las sandalias de tacón grueso y el bolsito en color negro aportaban el contraste.

A nadie le pasa inadvertido que la princesa Beatriz últimamente está acertando de pleno en su estilo. Esta cita solo demuestra que hay que empezar a tomarla muy en cuenta y que quizás Kate Middleton no es la única estrella en este sentido.

beatriz de york
Gtres.

El diseño guardaba bastantes similitudes con otro vestido que le vimos hace escasos días y que también nos conquistó. En ese caso era The Vampire’s Wife, pero su corte era casi calcado: con el cuerpo marcado, manga al codo con pequeños volantes y largo midi.

Beatriz de York acudió a esta cita acompañada por su marido, Edoardo Mapelli, con el que se casó en una íntima ceremonia en Windsor en julio de 2020. Entonces pudieron asistir sus abuelos paternos, la reina Isabel y el duque de Edimburgo. La joven se casaba, además, con un vestido vintage que perteneció a la soberana.

felipe de edimburgo, reina isabel, beatriz de york

El pasado 18 de septiembre se convirtieron en papás de su primera hija en común (él tiene un hijo de una relación anterior). Se llama Sienna y a principios de mayo la pequeña era bautizada en la capilla del palacio de St. James de Londres, de nuevo en la más estricta privacidad.

En estos ocho meses Beatriz ha recuperado por completo su figura, e incluso la ha mejorado. Se puede decir que está mejor que nunca. Enamorada, feliz mamá y con más estilo, muchos ya apuntan hacia ella como una nueva ‘influencer’ en la familia Windsor.