Como debía y como se esperaba. La Reina Letizia ha acudido al funeral de Estado de la reina Isabel II de Inglaterra vestida de luto riguroso. Un negro que simboliza el duelo y el profundo respeto debido a la soberana y que ha teñido por completo la abadía de Westminster. El templo londinense ha reunido bajo su techo a todos los ‘royals’ habidos y por haber y entre ellos la consorte española ha destacado por su elegancia y sobriedad. En estos casos, el protocolo británico marca tocado para las damas, y así ha sido.

reina letizia, rey juan carlos, rey felipe, reina sofia
Gtres.

Un tocado de tipo casquete abierto, con velo fruncido envolvente antiguo y cerrado con lazada, confeccionado en tejido de bouclé. Es de la firma sevillana Cherubina y curiosamente es el modelo «Elisabeth». Cuesta 280 euros. Se lo ha colocado sobre el pelo suelto, peinado con raya al lado. Una elección un tanto dudosa dada la solemnidad de la ceremonia. Quizás hubiera estado más acertada con un moño. Aunque ella no ha sido la única ‘royal’ con la melena suelta. También la reina Silvia de Suecia.

reina letizia tocado
Cherubina.

Letizia se ha adornado con los pendientes de pluma de Chanel, que tiene desde hace siete años. Era la única nota brillante en un estilismo por fuerza contenido. En su caso, se ha decantado por un vestido cerrado con cuello redondo, una fila de tres botones en cada hombro, manga larga y un cinturón fino de piel. Es de Carolina Herrera, firma con la que no suele fallar en estas ocasiones. Lo complementaba con unos salones de Manolo Blahnik, un bolso de mano cuadrado de estilo cartera de Giorgio Armani y unos guantes en la mano.

El maquillaje, en tonos tierra, con los ojos muy potenciados, cerraba un look para un momento histórico inigualable.

portada reina letizia, rey felipe
Gtres.

Ayer domingo, a su llegada a la capital, la Reina Letizia lució un vestido con escote cuadrado de Hugo Boss (de 2015) sobre el que puso el icónico broche de perla que perteneció a la reina Victoria Eugenia (nieta de la reina Victoria y nexo de unión entre los Windsor y los Borbones) y ahora forma parte de las llamadas «joyas de pasar», que pasan de reina en reina.

Poco después, para acudir a la capilla ardiente y a la recepción que ofreció el nuevo rey Carlos III en el palacio de Buckingham, Letizia se cambió optando por otro modelo más sencillo: una blusa de mangas de capa y apliques florales en el hombro, con falda recta a la rodilla. En ese caso eran los pendientes de brillantes de Harry Winston los que más brillaban en el look.

DL-u518184-007
Gtres

Esta mañana, para el funeral propiamente dicho, la Reina Letizia ha cumplido con las reglas de etiqueta sin faltar a una coma. No nos olvidamos de destacar que estaba flanqueada, a su izquierda, por el Rey Felipe, mientras que a su derecha estaba el Rey emérito, Don Juan Carlos, y al lado de este, su esposa, Doña Sofía.

Esta, por cierto, lleva un sombrero de tipo casquete con rejilla, un traje con abrigo y lazadas brillante, junto a un collar y pendientes de perlas. En el pecho, también un broche de perlas, aunque no es el de la reina Victoria Eugenia.

Fin a las especulaciones sobre si les veríamos juntos en público, o no, después de más de dos años y medio. Ayer esquivaron la imagen por motivos de protocolo. Hoy no.

¡Sigue deslizando para ver todos los detalles!