La Reina Letizia comienza esta semana en Cartagena. Este es su primer compromiso tras su viaje de cooperación a Mauritania de la semana pasada, así que por fuerza el código de vestimenta es distinto. Adiós chaleco rojo. ¡Y bienvenido un vestido nuevo!

La consorte ha participado en el acto de entrega de la Bandera Nacional a la Fuerza de Guerra Naval Especial, un acto castrense para el que se ha vestido de blanco, el color que identifica a la marina. ¡Perfecto!

Hablamos de un diseño midi, con cuello caja, manga al hombro y de línea trapecio. Es una silueta que favorece mucho a la Reina. Pero lo más destacable de este modelo es el tejido en el que está confeccionado: un encaje de guipur con detalles florales que marca la diferencia. Y es de Sfera, es decir, una compra a muy buen precio. Eso sí, ahora mismo no se puede encontrar porque es de temporadas anteriores.

Robert Smith.
Robert Smith.

Eso sí, según como lo mires, revela ciertas transparencias. Un punto atrevido que eleva la propia sencillez del vestido y le aporta un poquito de picante, sin restarle elegancia. ¡Nos encanta!

Robert Smith.
Robert Smith.

Decíamos lo del blanco naval… Pues bien, la Reina Letizia ha decidido combinarlo con azul… de mar: en sus pendientes de aguamarinas de Bvlgari (viejos conocidos, pues los recibió como regalo de la firma por el nacimiento de la Princesa Leonor) y azules también sus salones destalonados de Magrit, a juego con la cartera de mano.

En definitiva, un look perfecto con aires veraniegos para una cita de calado militar, para la que además ha lucido un pulido moño y una importante condecoración en el pecho, en este caso la Gran Cruz de Carlos III.

Robert Smith.
Robert Smith.

Su próximo compromiso será este jueves, junto al Rey Felipe, para una reunión con la Fundación Princesa de Girona en el palacio de La Zarzuela. Por cierto, el monarca asiste esta noche al preestreno en Madrid de la serie ‘Sin límites’, basada en la epopeya de Juan Sebastián Elcano y Magallanes, lo que entronca con este acto de la Reina Letizia. Y así nos vamos con ella, blanca y radiante…