Los Reyes reaparecen unas horas después de los Premios Princesa de Girona. ¿Ha pagado Letizia el cansancio?


Solo unas horas han pasado desde que dejamos a los Reyes y sus dos hijas en los Premios Princesa de Girona, pero la agenda oficial prosigue su ritmo vertiginoso. Eso ha hecho que este mediodía volvamos a reencontrarnos con la Reina Letizia, en esta ocasión ejerciendo de anfitriona junto al Rey en el almuerzo que han ofrecido al Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, y que ha tenido lugar en el Palacio Real.

De Barcelona a Madrid para una comida de alto copete en la que Letizia tenía varios retos por delante, superar el lógico cansancio y estar a la altura.

Robert Smith.

La cosa iba últimamente de reciclajes. Para sus dos apariciones en dichos galardones ha repetido (sendos vestidos de Carolina Herrera y Nina Ricci), por lo que sospechábamos que esa iba a ser la tónica de hoy. Y así ha sido… pero no es algo necesariamente negativo. Es más, nos alegramos de ver de nuevo este vestido azul de flores de Carolina Herrera. Lo estrenó en septiembre de 2017. Parece que estamos rebuscando mucho en el vestidor, sacando modelos de los últimos cinco años que estaban un poco olvidados. Al menos este merecía airearse de nuevo…

Es un diseño de gasa con largo por debajo de la rodilla y cuerpo ajustado, manga francesa y falda de vuelo, todo ello con un primoroso bordado de flores que suma tonos rojos y verdes al conjunto. Muy romántico y femenino para regresar a palacio.

Robert Smith.

La nota curiosa es que el mismo vestido, pero en su versión larga, lo llevó antes que ella la mismísima la actriz Nicole Kidman en un estreno de cine. Ya en su día comentamos mucho las varias coincidencias de estilo entre ambas. ¿Se inspiran, se copian o es una simple casualidad?

Robert Smith.

La Reina Letizia sigue también con su melena suelta peinada con raya al medio. En eso no ha cambiado. Es su nuevo ‘must’. También ha recuperado sus aritos dorados de efecto bambú y no se ha quitado su anillo de Karen Hallam.

Además ha decidido romper el look azul con un juego de cartera y zapatos de ante rosa de Magrit. Una combinación un tanto revolucionaria (aunque realmente ahora pocas cosas lo son), mezclando azul y rosa, que ha resultado un acierto entre tapices y espejos de marcos barrocos. Un look bonito y adecuado, en el que solo observamos un poco de cansancio en su mirada. Con ello se despide de una semana repleta de emociones… y cero estrenos.