En abril de 2018 la Reina Letizia causó sensación en el Palacio Real con un vestido cuajado de perlas de Ana Locking, flamante nuevo Premio Nacional de Diseño. Nunca más ha vuelto a contar con ella…


Noche del 16 de abril de 2018. El Palacio Real de Madrid abría sus puertas para celebrar una cena de gala en honor del presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, durante su visita oficial a España. La etiqueta imponía tiros largos y grandes joyas. Como siempre en estas citas, todos esperábamos con expectación a la Reina Letizia. Cuando hizo su aparición en el Salón del Trono se produjo un murmullo…

La esposa de Felipe VI estaba increíble, espectacular… y distinta. Un vestido largo azul medianoche con estratégicas aberturas en la falda, en los laterales de las mangas y en los costados bajo las axilas, cuajado de perlas de distintos tamaños, atraía todas las miradas hacia la soberana. Esta, además, se había coronado por primera vez con la Tiara Cartier, la favorita de la Reina Sofía. Así que un ¡boom! en toda regla. Y su responsable: Ana Locking.

También significaba el debut de la diseñadora toledana en el vestidor de la Reina. Una agradable sorpresa por lo que significaba de apuesta por la moda española más allá de las firmas asequibles (Zara, Mango, Massimo Dutti, Uterqüe…) y también por el riesgo que suponía. Ana Locking está considerada como una de las diseñadoras más vanguardistas de nuestro panorama.

Pues bien, tras más de 20 años de trayectoria, le acaban de otorgar el Premio Nacional de Diseño de Moda 2020, que entrega el Ministerio de Cultura y Deporte y está dotado con 30.000 euros. Sus méritos, según el jurado: «Combinar diseño de moda y pulso social, conectando con los movimientos y las prácticas artísticas contemporáneas».

El hecho de que la Reina Letizia vistiera una de sus creaciones (que por cierto había lucido antes la actriz Marta Nieto) le supuso un gran espaldarazo popular. Así nos lo contaba ella misma en SEMANA: «Estoy muy contenta e ilusionada de que Su Majestad me haya elegido para un evento tan relevante como ha sido la Visita de Estado del Presidente de Portugal. Es muy emocionante sentir que una marca como la mía, que arriesga por la vanguardia desde el clasicismo, sea la elegida de entre tantas otras opciones que existen. Es en este caso cuando además se da una magia muy especial, y ello me anima a seguir luchando día a día por conseguir los sueños y metas que todos nos ponemos en nuestros terrenos tanto profesionales como personales».

«Para nosotros es un honor que su Majestad la Reina Doña Letizia, considerada una de las mujeres mejor vestidas del mundo, haya elegido nuestra marca, esto nos da un gran impulso y proyección internacional«, terminaba.

 

¿UN VESTIDO DEMASIADO MODERNO PARA LA REINA?

Gracias a ella, la Reina mostró su lado más arriesgado, ese que a veces le ha granjeado críticas por considerar que su estilo es demasiado ‘estrella de Hollywood’. ¡Qué tiempos! Ahora todo eso ha cambiado. Aunque Ana Locking suele vestir a muchas actrices (Marta Hazas es una de sus musas), ese no era el caso. Su vestido ultraperlado causó cierta polémica por las vertiginosas aberturas que descubrían las piernas de Letizia a cada paso; también por la excesiva largura y porque se le desabrochó en la espalda… La Reina no ha vuelto a contar con los servicios de la diseñadora (no sabemos si por aquello) y quizás este importante premio le refresque la memoria. Pero gustos aparte, alcanzamos una conclusión y es que fue inolvidable.

La distinción le llega a Ana Locking en un momento especial, ya que fue operada de cáncer de pecho al principio del confinamiento. Ella continúa recuperándose y además apoyando con su experiencia a esta causa junto a la Asociación Española Contra el Cáncer. A mediados de los 90 creó Locking Shocking junto a su compañero Óscar Benito y desde 2007 está al frente de su propia marca, que compagina con su trabajo como profesora en el Centro Superior de Diseño de Moda de Madrid de la Universidad Politécnica de Madrid.