Existen muchas informaciones incorrectas sobre la exposición al sol, ahora que ya ha llegado la época de estar continuamentes expuestos, os contamos toda la verdad


Con el verano a la vuelta de la esquina, cada año salen a la luz varios mitos sobre la exposición solar y los peligros que conllevan. Es época de playas, de piscinas, de tostarnos al sol, de disfrutar de las terrazas… y este año más que nunca vamos a exprimir hasta el último minuto después del encierro que hemos vivido durante varios meses a causa de la emergencia sanitaria en la que nos hemos visto envueltos. La piel no ha estado expuesta al sol durante varias semanas por lo que es importante prestar especial atención en los primeros días que vamos a disfrutar de una larga jornada en la piscina o en la playa. Por este motivo, Biris Murias, facialista y directora del centro Biri Murias, nos desmonta alguno de los mitos que cada verano nos asaltan. 

Si utilizo mucho protector solar nunca me broncearé…

Falso. Debes tener paciencia, conseguirás un bronceado más bonito si este es gradual y evitarás posibles quemaduras y enfermedades.

La protección solar se aplica en el momento

Falso. Debemos realizar una primera aplicación en casa, entre 20 minutos y media hora antes, aunque hay algunos protectores solares que necesitan menos tiempo para ser efectivos.

No es necesario aplicarlo en todo el cuerpo

Falso. Es importante ponerlo por todo el cuerpo, es muy frecuente olvidar orejas, cuello o pies porque estas zonas también son importantes.

Cualquier factor de SPF funcionará

Falso. El SPF indica la fracción de rayos ultravioleta que recibe la piel protegida. Por ello es importante saber la protección respecto a los UVA e infrarrojos que forman parte del espectro solar, ya que son fuente del daño cutáneo. Por eso es necesario el consejo de un buen profesional para establecer cuál es el más adecuado en cada caso.

Los niños deben usar protección especial

Verdadero. La piel de los niños les hace ser más sensibles al sol durante el verano por su dificultad para fabricar melanina. Es por ello que necesitan una protección más potente y específica.

El protector solar no resiste al agua

Verdadero. Es imprescindible que un protector solar sea resistente al agua ya que el agua actúa como una lupa intensificando los efectos del sol en la piel. Es muy importante secarse al salir y volver a aplicar la protección solar.

Puedo utilizar la misma loción del cuerpo para el rosto

Falso. La piel de nuestro rostro siempre tiene otras necesidades. Si queremos evitar la pérdida de firmeza y favorecer la aparición de posibles arrugas debemos utilizar una crema específica para el rostro, ya que los componentes son distintos a las corporales.

Los productos como el after sun no sirven para nada

Falso. La calidad de un bronceado depende también del tratamiento tras la sesión de sol. Por eso es muy importante aplicar un producto pensado para calmar y ayudar a la reparación de la piel, aportando una sensación de comodidad y confort inmediato.