El nuevo año ya está llamando a las puertas y con él llegan tendencias de maquillaje que quizá puedan resultar inesperadas y otras solo aptas para las más innovadoras.


El año nuevo ya casi está aquí y con él llegan también los cambios, especialmente en el armario y el neceser. 2022 trae consigo nuevos colores, nuevas formas de maquillar y también de ver el mundo. Las tendencias que llegan en maquillaje para el nuevo año son arriesgadas, divertidas y, lo mejor de todo, adaptables.

Unos colores de lo más intensos

En el año que está a punto de comenzar las tendencias son muy variadas, pero hay una cierta inclinación general a lo futurista, especialmente en los ojos. A la hora de retocar la mirada se aceptan sombras de colores intensos, rosas, azules, amarillos… todo vale con tal de centrar la atención en ese punto del rostro.

Las sombras además buscan nuevos lugares para intensificarse. Así, a la hora de aplicarlo pueden ser un difuminado en el modo tradicional, con el tono más intenso junto a la línea de las pestañas y aclarándose según se alejan del ojo. Pero también se aceptan nuevos diseños.

También para marcar las líneas

Así se pueden utilizar estos colores intensos no solo en formato de sombra de ojos en medio del párpado para hacer una línea en el centro. Los colores también se extrapolan a los lápices de ojos, para subrayar con ellos una mirada intensa, en la que se juega con esa sorpresa, eso sí con líneas más finas, pegadas a las pestañas.

Porque ahí, en las pestañas será donde veamos un nuevo estallido de color, aunque eso sí, solo para las más atrevidas. Los negros y marrones seguirán presentes, pero los tonos van tan lejos como lo haga la imaginación. Desde los azules y verdes oscuros hasta los rosas más llamativos.

Una mirada metálica

Como el centro del rostro será la mirada, las sombras de ojos estarán muy presentes no solo en colores intensos y vibrantes, también en tonos metalizados. Dorados, plateados y cobres se cuelan entre las sombras más llamativas de la temporada y, en algunos casos también bajarán hasta la boca.

Los labios, que aún permanecen la mayor parte del tiempo ocultos tras la mascarilla vuelven a tomar protagonismo en el maquillaje, no solo con esos tonos metalizados que utilizarán las más arriesgadas, también con tonos más neutra.

De hecho, otra de las tendencias más destacadas para la nueva temporada son los tonos naturales en los labios. Rosas, nudes y rojos tirando a fresa se cuelan en el neceser pero de una manera muy especial: para dar pequeños toques de color, que dejen ese aspecto natural, no recién maquillado. Y lo mismo sucede con el gloss: se lleva solo, sin color debajo, para que dé brillo.