«Dicen que se ven resultados a los 10 o 12 días, pero yo ya lo he notado. Estoy feliz», afirma Amelia Bono. Esas son las palabras de la influencer nada más salir de la Clínica de la Doctora Amaya Jiménez Baños. ¿Qué se ha hecho? Un tratamiento infalible para combatir el descolgamiento del rostro y lograr una piel más joven, tersa y bonita.

«Hifu es un tratamiento de ultrasonidos focalizados que lo usamos mucho para prevenir el envejecimiento y combatir cuando ya hay un poco de descolgamiento y flacidez. Es una forma muy natural de rejuvenecer el rostro y poner freno al músculo para que no caiga más», explica la experta.

Lo cierto es que este tratamiento no invasivo se ha puesto muy de moda últimamente gracias a que consigue resultados duraderos y visibles desde la primera sesión. Pero… ¿sabes en qué consiste exactamente? ¡Sigue leyendo!

Amelia Bono se rinde al tratamiento antiflacidez más top del momento

HIFU (siglas en inglés de ‘ultrasonido focalizado de alta intensidad’) es un tratamiento cuyo objetivo es reducir la flacidez del rostro mediante ablación térmica. Esta técnica funciona mediante la aplicación de un haz de ultrasonido de alta frecuencia y energía que, mediante un efecto lupa, trabaja sobre las capas profundas de la piel sin dañar las superficiales. Básicamente actúa en 3 profundidades con el fin de alcanzar la capa dérmica. Allí estimula el colágeno y llega a las zonas que se encargan de las contracciones musculares.

«Este tratamiento no es invasivo, no duele nada y te puedes incorporar inmediatamente a la vida normal. Es la mejor forma de combatir fácilmente el envejecimiento. Yo no soy médico, pero lo que consigue es levantar un poco el músculo y yo estoy encantada», afirma Amelia Bono tras su primera sesión. ¿Te animas a probarlo tú también?