La influencer ha aprovechado el fin de semana para tomar un plato que nos puede parecer de un día de celebración, pero ¿y si os dijéramos que es más saludable de lo que pensáis? Conoce los beneficios del marisco y por qué le encanta a Amelia Bono.


Con el verano en los talones algunas estaréis agobiadas, sobre todo, si estáis pasando el fin de semana en Andalucía, con temor por si las gambas, langostinos, almejas y coquinas os harán ganar alguna talla antes de que empiece la temporada de piscinas. Amelia Bono lo tiene claro, el tipazo que luce a los 41 años es digno de encomio, y unas gambas a la plancha no le van a fastidiar su silueta. ¿Por qué? Pues nosotras os lo contamos, el marisco y los bivalvos son algunos de nuestros mejores aliados durante las dietas y además están llenos de propiedades. Anota estos tips de belleza para no coger ni un gramo en este verano.

Olvidaos de las gambas gabardina, una buena gamba a la plancha es la reina de todos los grandes eventos sociales y lo mejor es que solo tiene 71 calorías por cada 100 gramos, una cantidad irrisoria si la comparamos con cualquier otro alimento de origen animal. Esto convierte a las gambas en un alimento perfecto que incluir en nuestras dietas más refrescantes y veraniegas. Además de ser una excelente fuente de proteínas, el marisco contiene otros nutrientes esenciales para el organismo, como calcio, sodio, yodo, magnesio, potasio, fósforo, hierro y vitaminas A, B, D y E.

Amelia Bono cuida su silueta y no se priva de comer marisco, es un alimento saludable

La reina de los cocktails es además de un bocado exquisito una de los alimentos más versátiles de cocinar, y podemos incorporarlo en ensaladas, arroces, cocida, a la plancha… ¡Hay infinidad de platos saludables con gambas! Pero hay que comerlas con cautela, es recomendable reducir su ingesta en 3 o como mucho 4 veces por semana.

En la carne del marisco se pueden acumular toxinas procedentes de las sustancias con las que se alimentan estos crustáceos como el mercurio. Hace unos años descubrieron que era desaconsejable chupar las cabezas de las gambas por su alto contenido en cadmio, muy perjudicial para nuestra salud, pero es una tentación que podemos evitar comiendo el resto. Tampoco son recomendables para las personas con el ácido úrico alto, cuyas dietas deben ser bajas en marisco.

El segundo plato que tiene loca a la hija de José Bono son las coquinas, una variante diminuta, pero muy sabrosa de las almejas, que tiene gran fama por su sabor y por su calidad excelente. Estos pequeños bivalvos tienen unos valores nutricionales muy parecidos a los de las almejas. Son bajas en grasas y calorías, apenas 82, y nos aportan proteínas de buena calidad y aminoácidos. Todas estas propiedades las hacen perfectas para las dietas de adelgazamiento.

Las coquinas tienen un alto contenido en vitamina B3, B9 y ácido fólico

Lo ideal para incorporarlas a nuestra dieta es que no vengan acompañadas de una salsa muy fuerte o salada que nos estropeé sus propiedades saludables, podemos tomarlas en sopa, en pasta o con arroz, incluso al vapor con un poquito de aceite y limón. Es muy importante lavarlas bien para quitar sus impurezas y toda la arena que puedan llevar en su interior con vinagre y agua templada. Desliza para ver la comida de Amelia Bono y descubre todas sus propiedades.