Cuidar de nuestro pelo tras el verano es una necesidad. Ficha estas mascarillas para darle la nutrición que necesita tras las horas de sol y playa. Solo necesitarás unos minutos y además, tienen un precio muy asequible.


El final del verano es un periodo complicado para el cabello. Hay quien incluso programa una vista al peluquero tras el periodo vacacional para sanear las puntas y darle un nuevo aire tras los estragos del verano. Pero hay cosas que además podemos hacer desde casa, y una de ellas es buscar tratamientos, como las mascarillas para el pelo parar evitar tener que cortar por lo sano.

Hidratar y nutrir para evitar los daños

Como decíamos, el pelo es, junto a la piel, la parte de nuestro cuerpo que más acusa los agentes externos. Le sucede en invierno, con los rigores del frío, pero también en verano. En la época estival es cuando el pelo sufre los estragos del sol, frente a lo que no solemos protegerlo.

La ayuda de protectores solares específicos para el pelo puede frenar los daños con los que habitualmente vuelven de las vacaciones especialmente aquellas melenas largas y con coloración más clara de lo habitual. Pero a veces no es suficiente, porque el cloro de las piscinas y la sal del mar también dejan su huella en el cabello.

Las mascarillas: uso y aplicación

Por eso tras la exposición a todos esos agentes es necesario que cuidemos e hidratemos nuestro cabello para evitar problemas como las puntas abiertas o que nuestro pelo se vuelva frágil y quebradizo. Y en eso las mascarillas pueden ser nuestras mejores aliadas.

Su función es aportar un extra de nutrición al cabello aunque también pueden tener otros beneficios. Las hay desde purificadoras hasta iluminadoras, aunque la nutrición es su principal meta. Por ello suelen contener ingredientes capaces de hidratar desde el interior y dejarlo con un aspecto suave.

Los tiempos y las zonas de aplicación de las mascarillas

A la hora de tratar nuestro pelo con la mascarilla es vital que escojamos bien qué producto se adapta a las necesidades de nuestro cabello. Un pelo teñido tendrá unas necesidades y un pelo con tendencia a engrasarse otras, por lo que debemos seleccionar bien.

La mayoría de las mascarillas se presenta en formato crema. Aunque hay algunas que son de aplicación en seco o tras el lavado y no necesitan aclarado, la mayoría son tratamientos para hacerte tras lavarte con el champú o para dejar durante un rato.

En cuanto a los tiempos, en la mayoría de los casos  lo necesario son unos 10 minutos. Y unos 20 o 30 minutos son suficientes para aportar ese extra de hidratación en los casos más extremos. No es necesario tenerlo durante dos horas, a veces, incluso, podría ser menos efectivo, así que con esa media hora, y luego dejar que se seque al aire o secar con cuidado, será suficiente.