La exnovia de Froilán ha acudido a su clínica estética de confianza para realizarse un tratamiento en el rostro y… ¡de paso retocarse la nariz!


Hasta hace pocos días pensábamos que Mar Torres y Froilán se habían dado una segunda oportunidad. Sin embargo, todo apunta a que su reconciliación ha sido breve a más no poder. ¿El motivo? Una tercera persona. Y es que la influencer Belén Perea ha conquistado el corazón del nieto del Rey Emérito. Cuando esta noticia salió a la luz y llegó a los oídos de Mar Torres (que se encontraba en México de vacaciones) no dudó en llamar al que pensaba que era su chico para pedirle explicaciones. Y, a pesar de que él le negó cualquier rumor, la cosa no acabó bien y ya han roto definitivamente su relación.

Mar ha pasado página y quiere empezar una nueva vida y un nuevo año más fuerte y guapa que nunca. Para ello ha acudido a su centro de belleza de confianza para realizarse un tratamiento facial y preparar su piel para Navidad. Pero… ya que estaba allí… ¿por qué no perfeccionar también su nariz?

Mar Torres acude a la clínica estética para estar perfecta antes de las fiestas

«Cuando me preguntáis que es lo que hago para cuidarme la piel, además del cuidado en casa es muy importante que acudáis a un especialista, para que os aconsejen de manera personalizada», explicaba Mar Torres en su cuenta de Instagram. La exnovia de Froilán tenía unos objetivos claros en su visita a la clínica estética: «Quiero eliminar algunas manchas que tengo del sol. También unas marcas de acné y cerrar los poros». Para lograrlo uno de los mejores tratamientos es el PRP y no ha dudado en probarlo.

Las siglas PRP corresponden al Plasma Rico en Plaquetas. Entre sus beneficios se encuentra un considerable aumento de la hidratación de la piel así como de una mayor oxigenación, que da lugar a la reestructuración de las capas dañadas. En resumen: un rostro más luminoso, jugoso y joven. El Plasma Rico en Plaquetas se obtiene de la propia sangre del paciente mediante un proceso de centrifugado en el que se separa el plasma, que después es aplicado en el rostro con microinyecciones. Los resultados se perciben de forma inmediata, pero sus efectos se van incrementando progresivamente en los días siguientes.

Un pequeño retoque en la nariz para subir la punta

Mar Torres ha quedado encantada con el tratamiento en su rostro y ya casi estaba lista para recibir el 2022 con su mejor cara, aunque ya que estaba en la clínica, también ha decidido arreglar algo que no le gustaba de su nariz: «Hablando con la doctora le he comentado que no estaba muy contenta con mi nariz… Pues bien, me ha recomendado levantar un poco la punta para que visualmente parezca más fina». ¡Dicho y hecho!

La socialité no ha dudado en compartir el antes y después con todos sus seguidores, ya que como ella misma ha explicado, ha conseguido un resultado muy natural y justo como ella quería. ¿Quieres ver su nueva nariz? ¡Sigue bajando!