Una de las zonas que más preocupa a Laura Matamoros son los labios. Siempre muy pendiente de sus cuidados, nos descubre sus infalibles


Laura Matamoros siempre está muy pendiente de su aspecto físico y su imagen. Con más de 900.000 seguidores a sus espaldas, la influencer desvela sus trucos y secretos de belleza a su séquito de fans. Una de las zonas del rostro que más preocupa a la hija de Kiko Matamoros son los labios, que además durante los últimos se ha tenido que enfrentar a un herpes. La joven sabe que esta zona es una de las más afectadas durante el invierno por las temperaturas extremas. Aunque este año, llevemos la mascarilla, hay que seguir prestándole especial atención a la zona.

Y es que con la llegada del frío, habitualmente los labios pueden secarse y deshidratarse, llegando además a un aspecto más feo, ya que parecen arrugados y resecos. Es tiempo de cuidarlos y eso Laura Matamoros lo sabe. Nos ha desvelado sus dos cosméticos infalibles para presumir de unos labios jugosos e hidratados, también en época de frío.

La exfoliación, clave a la hora de presumir de unos labios jugosos

Una de las cosas fundamentales es la exfoliación. Al igual que en el resto del rostro o incluso la piel del cuerpo, los labios también hay que exfoliarlos, al menos, una vez a la semana. Necesitas un exfoliante labial para sobrevivir al frío. Son el producto perfecto para que luzcas unos labios jugosos y a la hora de aplicarte una barra labial, esta no parezca cuarteada. Eso sí, no te pases con el exfoliante ya que también puede irritar tus labios. Como hemos dicho, al menos una vez a la semana, y como máximo 2-3 veces.

Laura Matamoros apuesta por uno CON SABOR A TARTA DE ZANAHORIA. Creo que ese ya es motivo suficiente para querer probarlo. Se trata del ‘Carrot Cake’, una edición limitada que el pasado año ofreció la marca de cosmética natural, Lush. Este exfoliante combina algarrobo, absoluto de fenogreco, aceite de naranja y jengibre, que le dan a este exfoliante un sabor (casi casi) tan rico como el de una tarta de zanahoria.

Esta fórmula también tiene azúcar granulado, sal marina y canela en polvo de comercio justo, que suaviza y pule los labios; de la hidratación se encargan el aceite de avellana y la manteca orgánica de karité, procedente de la cooperativa de mujeres Ojoba. La cera de peladura de naranja, una alternativa vegana a la lanolina, deja una capa protectora en los labios, para una suavidad que dura y dura.

El favorito de Laura Matamoros está agotado

Como hemos dicho anteriormente, es una edición limitada que ya no está disponible en tienda, pero sí que ofrecen otros muchos productos parecidos (aunque con otro sabor) que podrán convertirse en tus aliados perfectos. Nosotras, de momento, soñamos con exfoliarnos los labios con sabor a tarta de zanahoria. Os dejamos otros exfoliantes labiales que también pueden enamorarte. O eso esperamos.