La presentadora Cristina Pedroche ha encontrado la forma de equilibrar sus visitas a restaurantes en sus vacaciones con sesiones de ejercicio.


Ha reconocido en más de una ocasión que la cocina no es lo suyo, pero sí que adora comer. Y, estando casada con uno de los mejores chefs de nuestro país, de gastronomía algo sabe. Y por eso lo disfruta. Este verano está siendo un no parar de platos deliciosos para Cristina Pedroche, pero la presentadora sabe bien cómo equilibrar tanta comida rica para seguir manteniendo la forma física.

Entrenando antes de ir de restaurantes

Y es que la madrileña ha mostrado que tiene tiempo para hacer ejercicio también en vacaciones. Pedroche ha querido mostrar una parte de su entrenamiento durante su estancia en Bilbao, a donde ha llegado en sus días de descanso con su marido, Dabiz Muñoz.

Desde allí nos ha enseñado algunos de los ejercicios que forman parte de su entrenamiento estos días. Entre ellos están los ejercicios de fuerza, que ha mostrado trabajando con una pesa. Con ella entrena los brazos, pero también ha hecho ejercicios de pelvis para fortalecer el tren inferior, especialmente la parte trasera de las piernas y los glúteos.

Una vida muy activa

La presentadora acompañaba sus imágenes entrenando con la afirmación ‘Haciendo hueco para la comida’. Demostraba así su sentido del humor, pero también una cosa que ha defendido siempre, que en esto de mantenerse en forma solo hay dos secretos: ganas y constancia. Y ella tiene ambas.

Durante su día a día lo demuestra compartiendo algunos de sus ejercicios de yoga, sus salidas a correr o sus estiramientos. Ahora durante las vacaciones lo ha hecho con estos ejercicios, pero también ha habido otros momentos para mantenerse en forma con paseos por el campo y rutas de senderismo o trekking.

Paseos por la montaña y visitas a los Michelin

De hecho fue su marido quien compartió hace unos días una subida a un monte que hicieron durante su paso por Asturias, que terminó con la presentadora, de no muy buen humor, según contaba su marido. Claro que, en su descargo hay que decir que, además de que no se le notaba, una ruta más larga de lo esperado y la niebla bajando mientras desciendes no son, desde luego motivos para estar dando saltos de alegría.

Sea como fuere, anécdotas a parte, este está siendo un verano viajero para Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz, pero no de la forma que lo habían sido los anteriores. Si en otras ocasiones la pareja buscaba destinos exóticos en los que el chef puede inspirarse, este año se han decantado por España. De Ibiza a Galicia, de ahí a Asturias y Cantabria para terminar en el País Vasco. Y en todos ellos con parada en los restaurantes más destacados. Sin dura un verano para recordarlo.