Laura Matamoros encara la recta final de su embarazo cuidándose con un desayuno saludable al que, eso sí, no puede evitar dar un toque dulce para satisfacer un antojo.


Una dieta saludable es la base para una vida sana. Dice el refrán que somos lo que comemos y quizá no le falte razón, por eso son muchos los que cada vez son más conscientes de cómo aquello que ingerimos influye no solo en nuestras energías en el día a día, también en nuestra salud corto, medio y largo plazo. En plena recta final de su segundo embarazo Laura Matamoros lo tiene claro y por eso intenta comenzar el día con un desayuno saludable.

Un plato de lo más sano… e instagrameable

Su plato es ya un clásico entre los desayunos de las celebrities. Se lo hemos visto a Nagore Robles y Sandra Barneda, que de vez en cuando disfrutan de una receta similar. También a una de las reinas de los desayunos saludables y la vida sana, Vanesa Lorenzo. Y Laura Matamoros ha hecho lo propio estos días, cuando ya cuenta las semanas para verle la cara a su segundo bebé.

La receta no puede ser más instagrameable, pero lo cierto es que también es muy sana. Consta de una base de yogur que se complementa con frutas del bosque -suelen ser arándanos y frambuesas- y va rematada con una granola para aportarle también los hidratos de carbono necesarios para arrancar el día con fuerza.

Un plato completo con vitaminas y aporte energético

Los ingredientes pueden ir variando en forma, pero la idea es la misma. Laura le añade yogur en la base, pero para quienes no tomen lácteos, puede sustituirse por leche vegetal. Por supuesto, también puede cambiarse por Kefir, otro producto lácteo que también funciona como probiótico ayudando al bienestar de nuestro intestino, ya cuida de la flora.

Los frutos rojos aportan sabor, pero además son una gran fuente de vitaminas C y B y además, tienen otros minerales, como el potasio o el fósforo. En el caso de los arándanos se suma además su gran poder diurético y su utilidad para ayudar a prevenir las infecciones de orina, por lo que constituyen un ingrediente importante a tener en cuenta.

Un pequeño antojo para rematar

Además de esto, como decíamos la granola aporta la energía. Si no tenemos esta mezcla, hecha a partir de frutos secos, copos de avena y frutas deshidratadas, podemos hacerla directamente, echando copos de avena y nueces sobre el yogur.

En el caso de Laura ella remata con una cucharada de lo que es un verdadero antojo: una crema de cacao. Si vamos a sucumbir, como ella a la tentación, lo mejor es que lo hagamos sin culpa, disfrutándolo, pero sabiendo lo que comemos, porque hay alternativas que no resultan tan saludables como otras.

Si caemos en la crema de cacao, al menos que no lleve ingredientes ultraprocesados. No podemos evitar el aporte calórico innecesario, pero sí controlar esa parte. Aunque si queremos añadir ese toque de cacao, lo mejor es optar por unas virutas de chocolate. Cuanto más negro, y por tanto con mayor porcentaje de cacao puro tenga, y con menos azúcar venga, mejor. Será más saludable y mantendrá sus efectos antioxidantes.