La colaboradora de ‘Zapeando’ acudió a su centro de belleza de confianza para hacerse la manicura y la pedicura con un chándal que también tiene Chenoa.


Cristina Pedroche nunca falla a su cita casi mensual en Santum. La colaboradora de Zapeando acude religiosamente al salón de bienestar y belleza situado en Majadahonda para cuidar su piel, su pelo y sus uñas. Allí, además de darse algún que otro masaje, la de Vallecas no duda en dejarse aconsejar por las profesionales del centro y apostar por las tendencias más arrolladoras del momento en cuanto a manicura y pedicura se refiere. Y eso es justamente lo que la presentadora ha hecho esta última visita. Y es que la Pedroche ha cambiado el aspecto de sus garras y nos ha conquistado a todas gracias a su diseño.

La presentadora ha apostado por los tonos morados, rosas y lilas para decorar sus pies y sus manos. Una forma muy acertada de adelantarse a la primavera y llenar sus uñas de color. Lo ha hecho mediante un degradado tan elegante como juvenil con el que conseguía enamorarnos a todas. Sencillo y muy brillante, Cristina Pedroche calificaba el resultado de su nueva manicura y pedicura como mágico. Y nosotras no podemos estar más de acuerdo. ¡Nos parece una auténtica obra de arte!

El chándal más arriesgado para la manicura y pedicura más sofisticada

Si para cuidar sus garras siempre pasa por el centro de belleza Santum, a la hora de vestir siempre apuesta por Capriche, su marca de ropa favorita que también ha conquistado muchas otras famosas. Entre ellas, a Chenoa. Por lo que era solo una cuestión de tiempo que la colaboradora de televisión y la cantante coincidiesen en su día a día con el mismo modelito. Algo que finalmente ocurrió el pasado sábado. Y es que la presentadora de las Campanadas acudió a hacerse la manicura y la pedicura con un chándal muy guerrero que ya llevó la extriunfita hace una semanas. Concretamente para acudir a su entrevista más divertida junto a Carolina Iglesias, excompañera de Pedroche en la sobremesa de La Sexta.

Se trata de un chándal de dos piezas de la colección Caótica de Capriche. Un conjunto que recibe el nombre de Bahrein y que está formado por una chaqueta denim con mangas de estampado militar y unos pantalones jogger con el mismo estampado en tonos caqui, beige y verde oliva. Un chándal de lo más rompedor que nos ha dejado a todas con la boca abierta y que ha enamorado a Pedroche pero también a Chenoa. ¿Dos mujeres con un mismo destino?