Un nuevo libro sobre la reina Isabel II ha sacado a la luz cuáles son los secretos de su longevidad. Y uno de ellos es una crema de menos de 10 euros.


A sus 94 años, Isabel II es la reina más longeva de la historia. Y, aunque muchos tengan sus dudas, a su edad, ella continúa cumpliendo con todas sus funciones como reina. La monarca británica sigue al pie del cañón como desde el primer día, mucho más activa y jovial que otros dirigentes mucho más jóvenes. Una vitalidad envidiable para una persona que roza el siglo de edad y que absolutamente todos deseamos tener. Es por ello por lo que el lanzamiento de Larga vida a la Reina: 23 reglas para vivir como la monarca reinante más longeva de Gran Bretaña, el nuevo libro de Bryan Kozlowski, ha levantado tanto interés en el país. En él, el autor, analiza los hábitos que sigue en su día a día la su alteza real y que podrían estar directamente relacionados con su longevidad. Hábitos y rutinas que, para sorpresa de todos, son bastante asequibles. No hay más que ver la crema hidratante que utiliza a diario, un producto de menos de diez euros.

Según el autor, la reina prefiere usar cosméticos de toda la vida, a precios bastante razonables; en lugar de hacerse con cremas y ungüentos mucho más caros y lujosos. Así, tal y como desvela Kozlowski, Isabel II aplica en su rostro la crema hidratante Milk of Roses de Cyclax. Un producto que tiene más años que la propia monarca; pues la firma de belleza se fundó en 1896 (y la reina nació treinta años más tarde, en 1926).

Cyclax, la firma de la crema hidratante favorita de Isabel II

Aunque actualmente es prácticamente encontrar esta crema hidrante en el mercado, sí que es cierto que la casa de cosméticos sigue su largo recorrido y tiene a la venta variedad de productos para cuidar rostro y cuerpo a precios aptos para prácticamente cualquier bolsillo. De hecho, si navegas un poco por la web, es fácil encontrar todos sus lociones a menos de diez euros. De hecho, algunos no superan ni los dos euros. Cyclax, que surgió hace ya más de dos siglos en Mayfair, Londres; es una de las compañías de belleza más antiguas del mundo aún en activo y, quizás por eso, por sus similitudes, la reina Isabel II la use con tanta frecuencia.

Aún así, y sea cual sea el motivo por el que la reina prefiera esta crema y no por otras mucho más caras; la piel de la monarca más longeva de Reino Unido sigue radiante y bastante cuidada. Merece la pena darle una oportunidad, ¿no?