Olvídate de ese pelo ajado, sin brillo, deshidratado y sin color que muchos veranos terminas teniendo al final de la temporada. Te decimos cómo tener pelazo este verano


Con la llegada del verano, tenemos que prestar especial atención a los cuidados de nuestra piel y cabello. Si no quieres que tu pelo termine como todos los años con un aspecto ajado, sin brillo, completamente deshidratado y con un color que ni siquiera se parece al que tenías antes de comenzar la temporada estival. Por este motivo, la estilista Diana Daureo revela los secretos para que el pelo no sufra durante todo el verano, incluidas las vacaciones: rutinas en casa y dos tratamientos en peluquería que te ayudarán a ‘salvar’ tu cabello en verano… ¡y más allá! Consigue pelazo este verano. 

Cuidado con la playa y la piscina

Para que tu pelo esté sano, apórtale hidratación 2 veces a la semana. Con una mascarilla, por ejemplo, con principios activos hidratantes como la manteca de karité. O haz un DIY. Las mascarillas caseras son una alternativa económica para dar una ligera hidratación al cabello. Para eso, ingredientes como la manteca de karité, el aguacate o el aloe vera nos sirven de gran ayuda para aportar una hidratación extra a las melenas. Hay que hacer hincapié en que la mascarilla siempre aportará una mayor hidratación y brillo que el aceite, ya que el aceite y el agua no son grandes aliados.

Al igual que tu piel, protege siempre tu pelo del sol si no quieres que sufra

Al igual que te aplicas crema en el cuerpo, haz lo mismo con tu pelo y protégelo del sol. Existen multitud de sprays con protección para el cabello. Además de proteger, huelen fenomenal y te dejan un aspecto de onda surfera muy ad hoc para el verano. ¡Y pelazo este verano!

Incide más en los lavados que en cualquier otra época del año

Recomiendo hacerlo más de 2 ó 3 veces por semana. Sobre todo, si sueles ser más de piscina que de playa: eliminarás por completo los químicos. Puedes también realizar exfoliaciones capilares 1 vez a la semana para eliminar las toxinas. Si tienes el pelo teñido o con mechas, recomiendo lavar el pelo con un champú y mascarilla de color, al menos, 1 vez a la semana. Así recuperará el brillo y el tinte no se irá pronto.

Evita el secador y la plancha y apuesta por el ‘secado al aire’

Se aconseja reducir al máximo el uso de secadores y planchas. Si el cabello ya está un pelín debilitado su uso solo hará que se quiebre todavía más. Optar por el ‘secado al aire’ es la mejor opción, además da un aspecto desenfado muy veraniego. Puedes evitar el encrespamiento con productos que fijen y pulan tu pelo: mascarillas sin aclarado para definir el rizo, sprays efecto playa…

Si eres muy maniática y tienes que pasar la plancha, el secador o la tenacilla, mi recomendación es que no te olvides de aplicar siempre un protector de calor para evitar que el pelo se debilite.

Ve a la peluquería antes de irte de vacaciones

Lo ideal es pasar por el salón para preparar tu pelo antes de tus vacaciones y también para sanearlo a tu vuelta. Es recomendable realizar un tratamiento detox y también uno súper hidratante para que el cabello esté sano, fuerte y lleno de vitalidad y luminosidad.