Si el verano ha hecho estragos en tu pelo, aún no es tarde para ponerle remedio. Sigue estas indicaciones y evitarás tener que cortar más de lo necesario en tu visita a la peluquería.


El verano es para muchos, la mejor época del año. Pero no suele serlo para nuestro pelo. El sol, el agua y la sal suelen causar estragos que muchas veces solo pueden solucionarnos en la peluquería cortando por lo sano. Pero si esta temporada te has propuesto mantener tu melena y dejar que crezca, aún estás a tiempo de ayudar a tu pelo a sobrevivir un poco más.

La prevención y el tratamiento de choque

Para cuidar de él de cara al otoño, el paso por la peluquería es casi obligatorio, pero antes de que corten más de lo que te gustaría, hay cosas que puedes hacer en casa, para que cuando te pongas frente al espejo y las tijeras, lo único que haya que hacer sea sanear las puntas.

Es cierto que lo mejor que podemos hacer por nuestro pelo es protegerlo de los agentes externos. De la misma forma que lo hacemos con la piel, nuestro cabello necesita un extra durante el verano para que las altas temperaturas y la sal del mar o el cloro de la piscina no acaben con él.

Para ello existen protectores en spray que podemos llevarnos a la playa y aplicar siempre que nos parezca… y encima nos ayudarán a hacer las famosas ondas surferas sin esfuerzo, porque también sirven como fijadores.

El cuidado al llegar a casa

Pero hayamos tenido en cuenta esa protección o no, es necesario darle lo que necesita al llegar a casa. Y esto se resume en dos palabras: renovación e hidratación. Para ello solo hay que seguir cinco pasos y lograremos darle un respiro a nuestro cabello tras las vacaciones.

El primer paso es una limpieza profunda. Esto es especialmente importante si nuestro cabello tiene tendencia a engrasarse. Porque una raíz grasa no es incompatible con las puntas abiertas, y la renovación hay que hacerla a fondo y hay que eliminar los restos que se hayan podido quedar en nuestro cabello tras el verano.

Hidratación a fondo

Tras la limpieza con un champú apropiado, llega el momento de renovarlo con un buen acondicionador. Este paso tiene que quedarse como parte de nuestra rutina habitual para que el aspecto del cabello se mantenga día a día.

Y para finalizar el lavado, una mascarilla puede servirnos para cerrar puntas y alimentar en profundidad el cabello. Recuerda echarla solo de medios a puntas y mantenerla el tiempo necesario según la marca. Muchas veces tendemos a prolongar el tiempo en el pelo, pero en ocasiones esto no supone ninguna mejora, porque más allá de ese tiempo no añaden ningún extra.

Tratamientos específicos

Aparte de estos gestos, que debemos incorporar a nuestras rutinas, existen tratamientos específicos para recuperar el pelo de los daños y ayudarle a crecer fuerte y sano.

Entre ellos está triunfando entre las celebrities el de Olaplex, que va combinado entre casa y el centro de belleza, pero también hay de muchas otras firmas que tratan el pelo a base de serums con distintas funciones. Solo se trata de elegir el que más se adapte al largo de tu pelo y a sus necesidades y aplicarlo antes o después de lavar el cabello.